Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

La historia de la gata que salvó una estación de tren en Japón te partirá el corazón

gata salva estacion de tren
© Facebook Rob Goss

Tama es la heroína de esta historia de superación. La gata ha sido capaz de salvar una estación de tren y a todos los habitantes de la zona que cogían este medio de transporte todos los días en ella. 

Por Vanessa Parapar, 29 may. 2019

La historia de salvación que te contamos hoy sucedió en Japón en el año 2004. Allí, una gata llamada Tama consiguió algo imposible: salvar una estación de tren de las garras de la quiebra con su inminente cierre. De un día para otro, la compañía terroviaria japonesa Wakayama Electric Railway anunció el cierre del apeadero debido a que la zona era poco transitada. No obstante, Tama salió al rescate y... ¡se convirtió en toda una heroína!

¿Quién es Tama? 

Tama, la gata que consiguió mantener el servicio de una estación de trenes en Japón, es una gata tricolor que vivía muy cerca del punto candente -concretamente en la tienda de Toshiko Koyama, el hombre que la había adoptado tiempo atrás-. No sabemos si fue la cercanía o la pasión por solventar las injusticias de Tama y Toshiko que ambos se pusieron manos a la obra para intentar parar la decisión de Wakayama Electric Railway de cerrar la estación. ¡Ellos hicieron lo imposible!

¡La estación no podía cerrarse!

Tama y su papá coincidían con el resto de habitantes de esta zona de Japón. Ninguno estaba dispuesto a ver cómo la estación cerrada sus puertas dejando a cientos de viajeros sin servicio. Por ello, la gata y su dueño lanzaron una propuesta que fue aceptada entre los vecinos. ¿Y si hacemos la estación automática evitando de esta manera los costes de los trabajadores? 

Dicho y hecho

A pesar de que la decisión de un apeadero automático no es lo mejor del mundo, la propuesta es más válida que el cierre. La empresa de ferrocarriles aceptó y nombró al padre de Tama como jefe de la estación. Fue en ese momento cuando Tama se volvió la protagonista absoluta de esta historia. 

Tama, la gata que obtuvo su ascenso

Tama pasó de estar al lado de su dueño a ser el centro de atención en la estación de tren. Todos los pasajeros la conocían, le daban comida (descubre aquí cuál es la mejor opción para este tipo de gatos), la cubrían de mimos... ¡todo eran ventajas para ella! Aunque esto no fue así desde el primer momento puesto que al principio la compañía de trenes no aceptaba la presencia de Tama hasta que su papá pidió a la empresa, debido a ciertas adversidades, que Tama viviese allí con él. 

Nombramiento oficial 

Tama fue nombrada oficial de la estación con un objetivo muy claro: dar la bienvenido a los pasajeros. Algo que ella ya hacía antes de aceptar su cargo. El puesto venía acompañado por el atuendo necesario (un sombrero de jefa de estación) y el correspondiente salario a modo de comida. 

tama gata jefa de estacion
Tama ejerciendo sus labores de jefa de estación. 
©Rob Goss

Famosa en todo el mundo

La fama de Tama atravesó fronteras. Fueron muchos los fanáticos que acudían a la estación de tren a visitarla, llegando a contabilizarle las visitas por miles. Cuentan los locales de la zona que hubo personas que viajaron durante horas para hacerse una foto con ella. Inspirador, ¿verdad?

tama gata jefa estacion trenes japon
Fue tal el éxito de Tama que la compañía ferroviaria decoró trenes en su honor.©Rob Goss

Un final inesperado y triste

De un día para otro, Tama murió de un ataque al corazón en junio de 2015. La noticia de la muerte de la que fue la jefa de estación más famosa del mundo corrió como la pólvora. Sin embargo, podemos afirmar que Tama vivió sus últimos años como una reina y fue amada por millones de personas. Hasta el jefe de la compañía de trenes acudió a su funeral asegurando que la muerte de la gata suponía una fuerte pérdida. No es para menos ya que gracias a la idea del papá de Tama la empresa llegó a recaudar más de 8.9 millones de dólares que contribuyeron a sostener la economía de la zona. 

Una sustituta para Tama

Tama dejó un gran legado en Japón. Tanto es así que ella misma se encargó de preparar a la que sería su sustituta: Nitama. Una preciosa gatita que aprendió la profesión al lado de Tama y llegó a sustituirla en sus días de descanso. ¿Conseguirá Nitama hacerse tan famosa como Tama? Por el momento (y desde hace ya varios años), la gata mantiene viva la herencia de Tama. 

sucesora de tama gata jefa estacion
Nitama es la encargada de mantener viva la leyenda de Tama.
©Facebook