Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

El perro de la media cara vuelve a la vida (Vídeo)

perro media cara © YouTube - Viktor Larkhill

Golpeado hasta quedarse solo con la mitad de su cara, este pequeño mestizo, con coraje y audacia, ha encontrado la felicidad. Estamos ante una historia de inmensa crueldad que por suerte ha tenido un final feliz.

Por Jose Manuel Cano, 31 may. 2019

Una historia escalofriante

No podemos negarlo. El vídeo que verás al final de este artículo nos ha hecho derramar más de una lágrima. Hoy conocemos la increíble historia de Sky, el perro de media cara, un mestizo que a partir de ahora estará en nuestros corazones para siempre. Su historia de superación únicamente podrá hacerte llorar. 

Un dueño monstruoso

Conocemos a un perro desfigurado y lo primero que creemos es que fue atropellado por accidente, pero no, este cachorro conoció lo peor del ser humano pues fue golpeado por su anterior dueño, un desalmado capaz de coger el primer objeto afilado que encontró para asestar varios golpes al perro con extrema violencia y en repetidas ocasiones. 

Poco se sabe acerca de cómo era la vida de Sky antes de ser conocido como 'el perro de media cara'. Su turbulenta historia se remonta a comienzos de 2017 en Rumanía. Allí fue donde alguien, se desconoce quién, le golpeó con una pala afilada que le seccionó la mitad de la cara. La violencia con la que de repente se empleó este indeseable fue tan tremenda que Sky huyó tras haber perdido en el acto una oreja, un ojo y parte del rostro. Lo que para él solo comenzó como un juego con su dueño y una simple solicitud de atención se convirtió en una carnicería. Él solo quería jugar, nada más.

Pocas veces hemos sido testigos de un acto tan inmensamente cruel

Un rescate increíble

Unos vecinos lo encontraron escondido y desnutrido. Para entonces, tenía la cuenca del ojo y la mandíbula infectadas. Por suerte para él, lo rescató la ONG internacional Let's Adopt. Ellos fueron quienes lo trasladaron a un veterinario y comenzaron a promover su adopción en redes sociales. 

Una familia alemana que estaba de visita en Rumanía decidió adoptarlo. Ellos lo bautizaron como Sky. Durante meses, el equipo alemán de veterinarios trató de curar la infección y evitar que la base del cráneo y la mandíbula se juntasen, pero no pudieron. El animal estaba en muy malas condiciones y los nervios de su cara estaban tan dañados que ni siquiera podía abrir la boca. 

En junio de 2018 el perro había perdido muchísimo peso porque no podía comer. La parte izquierda de su rostro era una masa ósea sin ninguna apertura porque la articulación que permite abrir y cerrar la boca era todo un bloque de hueso. De hecho, para alimentarse, Sky tenía un tubo conectado a su mandíbula. 

Let's Adopt y su nueva familia decidieron entonces buscar una alternativa y dieron con el Hospital Veterinario Valencia Sur, referencia en Europa en cirugía maxilofacial animal. Allí le operarían para reconstruirle la cara y salvarle la vida, una intervención que contó incluso con cirujanos en medicina humana. "Los veterinarios alemanes no veían viabilidad. Iban a sacrificarle: no sabían o no se sentían capacitados para solucionarlo", comentó al diario El Español el doctor Fernando Gómez López, cirujano maxilofacial pediátrico en el hospital valenciano de La Fe.

"Con Sky sentía que también era un ser indefenso que no entendía qué sucedía", recuerda el cirujano maxilofacial pediátrico Gómez López

Una nueva vida para Sky

Tres cirujanos valencianos estudiaron durante meses cómo podían reconstruirle la cara y después de meses de investigaciones y mucho tesón, el animal fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas de entre dos y tres horas cada una que lograron salvarle la vida. 

Cada una de estas operaciones costó aproximadamente 6.000 euros, pero el hospital veterinario sufragó gran parte de la hospitalización y Let's Adopt recaudó gran parte del dinero con donaciones anónimas

La historia tiene un final feliz y nos causa la máxima ternura cuando vemos a sus dueños besando a su perro después de haberlo pasado tan mal, agradecidos por la labor de los médicos y la ayuda de tantas personas. Sky puede hacer una vida normal a excepción de que su rostro solo tiene una oreja, un ojo y una cicatriz que deja a la vista parte de la mandíbula, algo que solo tiene consecuencias estéticas.

Después de meses de rehabilitación, Sky ya se encuentra en su nuevo hogar y ha recuperado la confianza en las personas. Ahora vive una vida plena y serena con su nueva familia y sus nuevos amigos caninos.

A continuación, el vídeo que a buen seguro herirá sensibilidades: