Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

Prensa de chatarra: en el último segundo, alguien miró debajo del asiento del coche

prensa hidráulica camada gatos Berlín
© Shutterstock

El empleado de una empresa de reciclaje de automóviles en Berlín se quedó atónito cuando por precaución revisó el interior de un coche a punto de ser aniquilado por la prensa hidráulica. En el asiento del conductor había paja. Lo que allí descubrió fue una sorpresa.

Por Ismael G. Cabral, 2 jun. 2019

Pudo ser una catástrofe 

Por razones de seguridad las normas obligan a que los coches sean revisados antes de entrar en la trituradora de chatarra. Esto incluye una revisión exhaustiva para asegurar que en el interior no hay nada de valor. A veces los dueños olvidan cosas que merecen ser recuperadas. También en este caso el empleado de la fábrica cumplió con las ordenanzas e hizo la revisión...

Un inesperado descubrimiento

Detrás del asiento del conductor, en el espacio para los pies del asiento traseró descubrió que había paja. Además, del interior emanaba un leve crujido. El trabajador deslizó sus manos debajo del asiento y tanteó algo suave y esponjoso.

¡En el espacio para los pies había varios gatitos!

Tres de los gatitos se encontraban muy débiles, casi a punto de morir por inanación. Un cuarto ya había fallecido. Inmediatamente el operario paró la prensa hidráulica y avisó a la Policía. Esta llevó a los mininos al veterinario, que los examinó y les ofreció las primeras atenciones. Los tres continúan vivos, solo uno de ellos tiene una leve infección ocular que ya están tratando. 

Los gatitos han sido entregados al Berlin Animal Shelter, donde vivirán temporalmente Feline, Fred y Ferdi, que así han sido bautizados. De momento no pueden ser adoptados. Tienen que crecer para poder ser dados a familias que los quieran y cuiden como ellos merecen.

Berlín, llena de gatos

La sospecha es que un gata salvaje había parido a los mininos en el auto, que llevaba mucho tiempo abandonado y estacionado en una calle de la capital alemana. Según la portavoz de Berlín Animal Shelter, Annette Rost, hay alrededor de 10.000 gatos salvajes en Berlín, la mayoría de ellos sin castrar.