Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Su perra se quedó ciega y perdió la confianza: lo que hizo por ella emociona a medio mundo

katana perra ciega recorre mundo
© Katana y su humano Kyle. / Instagram

Katana es una Shiba Inu de 8 años que se quedó ciega tras desarrollar glaucoma. Entró en depresión y su humano decidió vivir la aventura de sus vidas para lograr animarla. Una historia que conmueve a todos. 

Por Lola Duarte, 13 jun. 2019

Si allá por San Valentín advertíamos de que nunca te enamores de una mujer que ama a su perro, la cosa no cambia si se trata de un hombre. Prepárate para esta historia que emociona a medio mundo. Sus protagonistas son Katana, una perra de raza Shiba Inu de 8 años, y su humano Kyle. Ambos son expertos excursionistas y se procesan un amor inmenso, pero cuando Katana se quedó completamente ciega y perdió la confianza, todo cambió

Katana desarrolló glaucoma y perdió la visión

A los 5 años de edad Katana desarrolló glaucoma y se quedó ciega de su ojo izquierdo. Ya con 7 años la enfermedad alcanzó a su ojo derecho y se lo tuvieron que extirpar poco después de que cumpliera los 8 años. Fue ahí cuando esta perrita perdió la confianza en sí misma y tenía el ánimo por los suelos.

A lo largo de su vida junto a Kyle, Katana siempre ha acompañado a su humano en sus rutas de senderismo. Juntos han recorrido 8000 kilómetros por distintos rincones. Cuando Kyle vio la depresión en la que cayó Katana al principio no sabía qué hacer. Debido a la pérdida de visión la perra cambió, era cautelosa, tímida e insegura, todo lo contrario a la esencia de Katana.

Hasta que un día a Kyle le vino la luz. Emprendió la aventura de sus vidas, lo que mejor se les da a los dos juntos: una caminata épica de 1.700 kilómetros en dos meses y medio a lo largo del Florida Trail. "Estuve atento a la ruta de la Florida durante un par de años, pero nunca hice planes oficiales para escalarla. Después de que Katana se quedara ciega, pensé que sería el camino perfecto para ayudarla a aceptar sus nuevas circunstancias", dice Kyle en su cuenta de Instagram.

"Ella amaba cada segundo la libertad y poder explorar nuevos lugares. Creo que es el sueño de todos los perros"

La épica caminata de 1.700 kilómetros

Un mes y poco después de que Katana se quedara completamente ciega, Kyle y ella empezaron esta aventura con un único objetivo: ayudar a su perra a recuperar la confianza y las ganas de vivir. Juntos y en movimiento, así es como ambos están más felices ❤.

La linda perrita se atrevía a caminar 2 o 3 kilómetros diarios. Cuando le costaba continuar con el sendero, Kyle la cogía y se la subía sobre sus hombros y mochila, como se ve en las fotos que comparte en adventures.of.catfox, el perfil de Instagram que recoge esta muestra de amor y el día a día de Katana.

Aunque la mayor parte del camino a Kyle le tocaba llevar a su perra a cuestas, percibió que la Katana cautelosa, tímida e insegura que llegó a la meta nada tenía que ver con la que comenzó los 1.700 kilómetros. Katana ha dejado en el olvido que es ciega. Mientras pueda disfrutar de la naturaleza, haya chuches y esté junto a su humano, ella seguirá estando cómoda con su nueva situación ❤❤❤.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Katana aka CatFox (@adventures.of.catfox) on