Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

Un increíble descubrimiento podría cambiar nuestra forma de ver los perros para siempre

perros descubrimiento
© Youtube

Un grupo de científicos que trabajan en el Círculo Polar Ártico Siberiano han descubierto una cabeza de animal con más 40.000 años de antigüedad que los ha dejado desconcertados puesto que el descubrimiento puede cambiar tanto la vida como la forma de ver a los perros.

Por Vanessa Parapar, 21 jun. 2019

Varios científicos con base en Siberia acaban de descubrir una cabeza de lobo muy especial ya que, según los primeros análisis, data de 40.000 años atrás y está intacta. ¿Cómo puede ser eso posible? El hallazgo ha dejado a una parte del equipo desconcertada mientras que el resto se encuentra sorprendido porque la cabeza -que tiene el doble de tamaño que la de un lobo gris y mide 23 centímetros- está cortada e intacta. Un hecho que cambiará para siempre la manera de ver a los animales, concretamente a los perros que tienen varias similitudes con los lobos.  

¿Quiénes fueron los responsables de dejar la cabeza en ese estado?

Una de las preguntas que suscita, de manera popular, este descubrimiento es si los primeros cazadores de la edad de hielo fueron los encargados de dejar la cabeza del lobo de esa manera. Los científicos aún no han encontrado una teoría adecuada sobre la causa de la decapitación ni tampoco sobre la conservación de la misma, aunque algunos ya han querido pronunciarse al respecto. 

Varios expertos han especulado con que el animal pudo haber sido cazado y masacrado por humanos mientras que el resto afirma que en esa región no había personas.

No obstante, esa no ha sido la única declaración que el equipo de investigación ha hecho con respecto a la cabeza. El doctor Albert Protopopov, otro de los investigadores, asegura que "este es un descubrimiento único sobre los primeros restos de un lobo del Pleistoceno completamente desarrollado y con su tejido preservado. Hay que compararlo con los lobos modernos y reconstruir su apariencia para saber cómo ha evolucionado la especie".

Además el doctor afirma que este ejemplar es más grande que sus parientes de hoy en día ya que se aprecia un cráneo que cuenta con una capa gruesa y lanosa digna de un mamut. 

De hecho, la cabeza podría confundirse fácilmente con la de un oso, muy parecido al protagonista de esta triste historia, pero la prueba de ADN descartó la posibilidad. ''Definitivamente es un lobo. Tal vez la coloración del pelo hace que la gente piense que es un oso, pero en realidad, es bastante extraño oírlo, ya que morfológicamente se trata de un lobo muy típico. Sin embargo, cuando hicimos escáneres CTA del lobo, descubrimos que hay algunas peculiaridades. Algunas partes del cráneo están más desarrolladas que en los lobos modernos", asegura el doctor. 

¿Un nuevo tipo de lobo?

La comunidad científica está entusiasmada con el descubrimiento de esta supuesta nueva subespecie del lobo, algo que puede cambiar completamente la forma en que pensamos sobre el antepasado original del perro doméstico.

La ficha sobre el perro lobo checoslovaco puede darnos más pistas sobre la relación entre el lobo y el can.

Por lo tanto, el equipo está planeando otra expedición de cara al próximo año en la que esperan encontrar el resto del cuerpo.