Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Quería darle una lección a su mujer: su crueldad pasó todos los límites

el hombre que disparó a su gato © Departamento de Policía de Madison, Peter K. Stern

Un hombre no hizo ascos a nada. Su objetivo era muy claro: atemorizar a su mujer. 

Por Vanessa Parapar, 23 jun. 2019

Un hombre de Madison (Estados Unidos) no tuvo reparo alguno en sobrepasar todos los límites para dejarle muy claro a su mujer quién manda en casa. Una historia que nos pone los pelos de punta ya que abre la caja de pandora del maltrato en varios niveles: violencia de género y animal. 

En Wamiz estamos en contra de todo tipo de violencia. Lee uno de nuestros manifiestos.

Este individuo disparó a su gata para demostrarle a su esposa de lo que era capaz. Unos hechos que han quedados relatados en una denuncia criminal que está siendo investigada por las Autoridades. 

La mujer denunció a Peter K. Stern, así es como se llama el individuo, a la Policía cuando su marido disparó contra su gata, Campanilla, mientras esta estaba comiendo su comida. 

Ella se deshizo del cuerpo

En un primer momento y presa del pánico, la señora se deshizo del cuerpo de su amado felino tirándolo al contenedor de basura situado junto a su trabajo, tal y como hizo esta mujer con sus perros. 😡😡 Pero, en cuestión de segundos, se arrepintió de lo que acaba de hacer y fue a buscar a Campanilla para enterrarla en el jardín de su casa. 

Cuando la Policía le preguntó a la mujer por qué su marido había matado al animal, ella dijo lo tuvo muy claro. ''Él quería meterme miedo y demostrarme de lo que era capaz.'' Unas palabras recogidas por Channel 3000 que nos ponen los pelos como escarpias.

El asesino no tiene miedo alguno

Cuando la Policía habló con Stern, este admitió haber disparado a la gata y dijo que la "sacrificó". A lo que añadió que la mascota corría a medudo entre sus piernas mientras bajaba las escaleras ocasionándole tropiezos varios. Una declaración bastante rara sobre todo si añadimos las siguientes palabras: ''mi pareja tenía alergia al gato.''

Asimismo, Stern afirmó que usó un revólver Ruger del calibre 22 para matar a la gata. Aunque jamás se atrevió a dejar que cuidase mal de la mascota. Es más, sus palabras fueron las contrarias. 

"Oh, sí. Cuidé bien de ella, muy bien de ella", dijo Stern a la Policía. 

A pesar de los crueles hechos, el hombre ha salido en libertad bajo fianza y está a la espera de juicio. Esperamos que la justicia lo castigue como se merece.