Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Un veterinario atiende al gato de una niña autista y... ¡nos rompe el corazón con su intervención!

veterinario atiende gato niña autista © Pioneer Veterinary Clinic

Una clínica veterinaria en Moses Lake, Washington, recibió la llamada inquieta de una madre que quería pedir cita para la gatita enferma de su hija autista. La actuación del veterinario te sumergirá en un mar de lágrimas. 

Por Vanessa Parapar, 29 jun. 2019

Una cita muy especial 

Una de las cosas más importantes en la vida y que nunca debemos olvidar es el amor que nos profesan nuestros padres, el mismo que nosotros les damos a nuestras mascotas, ya que ellos están siempre dispuestos a hacer todo lo necesario por robarnos una sonrisa. 

Eso es exactamente lo que quería hacer Susie Efigenio con su hija Jazmine. La pequeña de 6 años que sufre autismo está muy unida a su gata Donnie que de un día para otro se puso muy enferma. La niña, como no podía ser de otra manera, estaba muy nerviosa por la salud de su linda felina, conoce en este enlace cómo tratar las enfermedades más comunes de los felinos. No sabía que hacer para que su minina se pusiese bien y... ¡llamó a su madre! 

A la mamá de Jazmine le faltó tiempo para ayudar a su pequeña y se puso en contacto con la clínica veterinaria Pioneer (Moses Lake, Washington). Lo que a priori puede parece algo normal -puesto que todos llamamos al veterinario cuando nuestros gatos se ponen enfermos- no lo es tanto en este caso ya que Donnie no es una gata normal. 

donnie gata de peluche veterinario
Jazmine lleva a su gatita Donnie a todas partes.©Pioneer Veterinary Clinic

Donnie es un gato muy especial 

La preocupación de la mamá de Jazmine va más allá de la salud de la mascota de su hija puesto que Donnie es una gata de peluche a la que su hija adora. El felino es para Jazmine todo su mundo y no quiere que a Donnie le pase nada porque es la que le hace sonreír cada día. 

"Su madre nos llamó y programó una cita para que el animal fuera atendido por el Dr. Maier", dijo la Clínica Veterinaria Pioneer.

Desde el minuto uno la mamá de Jazmine fue sincera con la clínica veterinaria contándoles el problema que tiene su hija y asegurando que entendería perfectamente si la cita con el veterinario no fuese posible. No obstante, el personal de la clínica y el Dr. Maier no fueron capaces a decirle no a la mujer.

Ellos conocen a la familia desde hace un tiempo ya que tiene un perro rescatado desde hace años pero no pueden tener un gato porque Jazmine tiene alergia al pelo de estos animales. Es por eso que la pequeña tiene a Donnie, una bella felina de peluche ya que la niña ama a los gatos sobre todas las cosas. 

Donnie ha sido su compañera de abrazos, de juegos, de vida... ¡DE TODO! desde que se la regalaron. 

''Donnie lo es todo para mi hija. Yo haría lo imposible por mi pequeña. No me importa lo que piense o diga la gente'', asegura la mamá de Jazmine.

El día más importante de sus vidas

Cuando Jazmine y su madre acudieron a la cita con el veterinario con Donnie ambas tenían los nervios a flor de piel puesto que nadie sabía qué iba a ocurrir con la gata. 

Llegaron a la consulta muy estresadas pero la simpatía de la recepcionista les ayudó, sobre todo a Jazmine a capear el temporal. La asistente del Dr. Maier se interesó por Donnie desde el minuto uno para hacer su pertinente historia médica. Para ello, Callee le hizo muchas preguntas a Jazmine sobre su compañera de juegos. Según cuenta la madre de la pequeña, nunca había visto a su hija tan feliz y habladora. Jazmine estaba contenta de compartir todo lo que sabía sobre su mejor amiga. 

El personal de la clínica se volcó con Jazmine y Donnie. Colocaron a la gatitia en una báscula para saber cuánto pesaba, le hicieron varios exámenes para saber si la minina respiraba bien, le miraron las orejas... ¿Lo mejor? ¡Jazmine estuvo presente y pudo ayudar en el proceso!

niña gata de peluche
La dueña de Donnie muy pendiente de la gatita durante la consulta.©Pioneer Veterinary Clinic

El doctor tiene un corazón que no le cabe en el pecho

Poco después, el Dr. Maier entró en la habitación y saludó a la familia. Le hizo un examen físico a Donnie mientras le explicaba a Jazmine lo que había hecho. Cuando escuchó el corazón y los pulmones de la gatita de peluche, se sorprendió al oír un latido. ¡Oups!

El Dr. Maier procedió a examinar las patitas delanteras de la gatita y... ¡ahí encontró el problema!  La gatita tenía una laceración (enfermedad de la piel común en felinos) en una de sus patas. Sin dudarlo y con mucho tacto, habló con Jazmine sobre el tema y le explicó el tratamiento que debía seguir el animal. empezando por un colocar un vendaje en el pie derecho del animal.

niña gata de peluche veterinario
Jazmine estaba muy atenta a los cuidados que el doctor le hacía a Donnie.©Pioneer Veterinary Clinic

La pequeña prestó mucha atención a las palabras del veterinario. Tanto el Doctor como todo el equipo de la clínica le recomendaron a Jazmine que el mejor remedio para curar a su gatita era darle todo el amor del mundo. "Dale más amor y abrazos hasta que se recupere", aseguraron desde la clínica.

Esta historia es una ráfaga de aire fresco muy importante para todo el equipo que trabajamos a diario en Wamiz ya que relatos como este nos hacen pensar que existe gente que hace lo imposible por los animales y por los dueños sin distinción alguna. ¡Esperemos poder contar este tipo de noticias más a menudo con la esperanza de que se reduzcan los casos de maltrato animal que vemos a diario! 

Escrito por: Vanessa Parapar, periodista especializada en el mundo animal. Redactora y Community Manager de Wamiz España. 

Fuente: Love Meow