Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Esta humilde familia intenta salvar a los gatos abandonados en una Venezuela caótica

familia humilde cuida 50 gatos refugio caos Venezuela
© Okeit.net

La difícil situación que atraviesa el país perjudica también a los muchos animales que en él viven. Hoy os damos a conocer a la familia Reinoso, quienes cuidan de medio centenar de gatos en un humilde santuario improvisado, su propia casa.

Por Ismael G. Cabral, 5 jul. 2019

Dificultades para los humanos y para los animales

Resulta paradójico que un país, Venezuela, que cuenta con una de las mayores reservas del mundo lleva tantos años sumido en un caos del que no logra levantar cabeza. Los acontecimientos políticos de los últimos meses y las crecientes tensiones militares complican todavía más su escenario social y económico.

En Wamiz no vamos a entrar en las connotaciones ideológicas que tiene el asunto, pero sí que queremos daros a conocer a unas buenas personas amantes de los animales. Se trata de la familia Reinoso, que vive en un pequeño pueblo al oeste del país, El Tocuyo.

Un santuario muy humilde

Allí cuidan de un santuario improvisado de gatos abandonados y prometen que, por mucho que pueda empeorar la situación, ellos nunca dejarán Venezuela porque hacerlo significaría también dejar a su suerte a una cantidad enorme de vidas que dependen de ellos. 

Si la vida en los santuarios y en los refugios nunca es fácil, estén donde estén ubicados, las calamidades en este son mucho mayores. Pasan días enteros sin agua potable, la electricidad va y viene y la atención veterinaria de la que pueden disponer es mínima.

Durísimas condiciones de vida

También está en una situación muy precaria la casa de la familia Reinoso, una construcción muy antigua y ruinosa que necesita una rehabilitación urgente porque hay una enorme humedad y, en invierno, es muy difícil aislar las estancias del frio.  

Por supuesto la conexión a Internet funciona solo a ratos (a muy pequeños ratos) y la incomunicación que padecen es muy elevada. Seguramente mientras lees esto estarás pensando que no podrías soportar unas condiciones de vida tan complicadas. Ellos lo hacen, y además no solo tienen que cuidar de sí mismos, también lo hacen de más de 50 mininos.

Según cuentan en el portal internacional Okeit.net, donde hemos conocido la noticia, pese a las grandes difícultades todos los gatitos tienen comida, agua y cariño repartido. La familia conoce y quiere a todos los refugiados; tienen nombre y, aunque sea muy poco probable, están disponibles para ser adoptados.

Si quieres conocer más sobre esta familia y su refugio de gatitos o estás pensando en ayudarles puedes contactar con ellos aquí.

Escrito por: Ismael G. Cabral, periodista especializado en Cultura y en información de temática animalista
Fuente: Okeit.net