Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Se enfrenta a 5 años de cárcel por blasfemia tras llevar un perro a la mezquita

mezquita © Youtube

La policía de Indonesia presentó cargos contra una mujer por el simple hecho de ir acompañada de un perro cerca de una mezquita en la provincia de Java Occidental. Allí eso es delito y la pena puede alcanzar los cinco años de prisión.

Por Jose Manuel Cano, 8 jul. 2019

Acusada de blasfemia por llevar a un perro a una mezquita

Extraño incidente el que ha tenido lugar en Indonesia, concretamente a las afueras de la ciudad de Bogor, muy cerca de Yakarta, el pasado domingo. Los acontecimientos se sucedieron cuando una mujer comenzó a gritar y a discutir con un hombre en el interior de una mezquita y el incidente fue grabado el vídeo. 

En las imágenes se aprecia un gran estado de agitación y nerviosismo en la mujer, que discute y forcejea con un hombre a las puertas del templo mientras un perro corretea alrededor, también visiblemente angustiado por la situación. 

¿Qué ocurrió realmente?

Al parecer, esta señora de 57 años -que ha sido diagnosticada de una enfermedad mental-, llegó con el perro en brazos y se identificó como católica asegurando que en aquella mezquita se iba a casar su marido con otra mujer ese mismo día. En el vídeo aparece ella discutiendo con varias personas que aparentemente no tienen constancia de los supuestos planes de boda. Según la policía, todo apunta a que llevó al perro para que olfateara el rastro del supuesto marido.

El incidente hubiera quedado ahí de no haber sido porque el perro se escapó en plena discusión y el animal se puso a corretear alrededor visiblemente nervioso y confundido por la situación. El vídeo se ha hecho viral en Indonesia -numerosos grupos musulmanes se han echado las manos a la cabeza-, y por ello la mujer ha sido acusada de blasfemia. Sí, por el simple hecho de ir acompañada del perro. Lo peor de todo es que se enfrenta a una pena de cinco años de prisión, lo cual ha desatado la indignación de Amnistía Internacional y de numerosos grupos de defensa de los derechos humanos.  

El perro, una animal impuro

El perro es un animal considerado impuro por algunas interpretaciones de la doctrina islámica y muchos musulmanes indonesios rechazan tener contacto con ellos. De hecho, incluso los perros guía rara vez son aceptados. La blasfemia es un delito penal en esta región, y aunque los grupos de derechos humanos llevan tiempo pidiendo la abolición de esta ley, en Indonesia se contempla una pena máxima de cinco años de cárcel. Resulta incomprensible que todavía puedan existir cargos tan duros para una persona por permitir que su mascota anduviera sin correa por el interior de una mezquita.

La mujer tampoco se quitó los zapatos, lo cual también se interpreta como una falta de respeto

Según los informes posteriores, el perro murió atropellado por un vehículo poco después de que se grabaran las imágenes, justo al ser expulsado de la mezquita. Muy lamentable. En cuanto a su dueña, identificada con las iniciales S.M., fue detenida poco después en un hospital, donde los médicos recomendaron su traslado a un centro psiquiátrico.

Escrito por: José Manuel Cano, periodista especializado en comportamiento y causa animal.

Fuente: EFE, 20 Minutos, Yahoo News, Onda Cero