Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Escucharon ruidos en la pared durante semanas, cuando la echaron abajo descubrieron algo espeluznante

gato escondido conducto ventilacion © © Feuerwehr Hanau

Parece una película de terror. Una y otra vez los empleados de una empresa oyeron ruidos extraños que les sobresaltaban. Angustiados, pidieron ayuda a los bomberos...

Por Ismael G. Cabral, 19 jul. 2019

Fue un encargo inusual para el departamento de bomberos de Hanau (cerca de Frankfurt). Desde el exterior, el edificio de oficinas Salt Road se veía completamente normal. Pero los empleados de una empresa radicada en su interior estaban atemorizados...

Sonidos fantasmales 

Los trabajadores aseguraban escuchar sonidos extraños e inquietantes. Pero ninguno de ellos era capaz de señalar el origen de los mismos. ¡Se trataba de un gatito! Un minino que, además, y según supieron luego llevaba desaparecido del vecindario dos semanas. Y, haciendo gala de la inmensa capacidad de los gatos para esconderse, este se había hecho pasar sin quererlo por todo un escalofriante espectro.

En el interior de un muro

Nadie sabe cómo llegó hasta allí. Pero el gatito había quedado atrapado en el sistema de ventilación del edificio. Solo eso explicaría porqué los sonidos que emitía llegaban como amortiguados y con mucho eco. Los bomberos tuvieron que destrozar buena parte de un muro para poder acceder hasta los conductos de ventilación.

A consecuencia de la intervención una pared se derribó casi en su integridad y, al hacerlo, los bomberos divisaron los ojos brillantes del gato. Estaba tan asustado que intentó recular para no ser rescatado. Afortunadamente usaron un señuelo que no falló. Pusieron a su disposición una deliciosa lata de comida para gatos y... después de casi dos semanas allí dentro, su hambre pudo más que su temor.

Atraída por el aroma irresistible de la comida el gato pudo ser rescatado. Y tras recibir atención veterinaria ya ha recuperado su vida normal junto a su familia humana. ¡Final feliz y sin fantamas!

gato escondido conducto ventilacion
Un asustado y extraviado minino era la causa de los desvelos de los empleados. ©Shutterstock


Escrito por: Stefanie Gräf. Wamiz.de 
Traducido por: Ismael G. Cabral, periodista especializado en Cultura y en temática animalista