Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

Sangre en la bañera: cuando vuelve a casa de una fiesta se encuentra una escena atroz

sangre en la bañera
© Facebook - Emma Hilton Everett

Cuando Emma llegó a casa aquella noche, contempló una escena de absoluto terror.

Por Jose Manuel Cano, 31 jul. 2019

Ya se sabe que los perros y los gatos tienen un oído excelente. Esto puede ser bueno para muchas cosas, pero también tiene consecuencias negativas puesto que muchas mascotas le tienen auténtico pavor a los ruidos fuertes. Los fuegos artificiales son el mejor ejemplo. Todos conocemos algún caso de un perro o un gato que se angustia muchísimo cuando oye explotar los petardos.

Un susto de la nada

El suceso que hemos conocido podría ser uno más, aunque en esta ocasión el susto fue horroroso. Ocurrió en el condado de Bedfordshire, situado en Edimburgo, capital de Escocia. Una ciudadana de esta localidad, Emma Hilton Everett, de 33 años, denunció públicamente una angustiosa situación que tuvo que vivir recientemente por culpa de unos inesperados fuegos artificiales.

Esta mujer vive con una perra llamada Neekah, de cinco añitos, una Staffordshire Bullterrier preciosa y sencilla, pero que lamentablemente le tiene mucho miedo a los fuegos de artificio. De hecho, odia especialmente el día de Nochevieja precisamente por esto. 

Emma, su dueña, no podía creer que unas inesperadas fiestas nocturnas pudieran ensombrcerle tanto el día. Ocurrió una de las noches de mediados de julio. Ella dejó a su perrita sola en casa para acudir a una celebración familiar en una ciudad cercana, y cuando llega a casa varias horas después, se encontró una situación dantesca

¡Sangre por todas partes!

Cuando Emma entró en el baño, se quedó casi sin aliento. La visión fue horrible. La bañera estaba completamente llena de sangre. Además, la casa estaba muy desordenada y había numerosos charcos de orina por el suelo. "Esta es la consecuencia de organizar fuegos artificiales de forma aleatoria. Salí a disfrutar de una reunión familiar y al volver a casa me encontré todo el baño manchado de sangre y orina por todas partes. Estaba en otra ciudad y si llego a saber que ocurriría algo así hubiese vuelto a casa inmediatamente. Cuando llegué fue simplemente horrible", explicó ella misma en su red social.
 

 

This is the consequence of setting off random fireworks so we cannot control her environment. Went out to enjoy a family...

Posted by Emma Hilton Everett on Saturday, July 13, 2019

 

Rápidamente, buscó a su perra temiéndose lo peor. Neekah estaba fuera de sí, jadeando y cojeando de una pata. ¡Ella misma se ha mordido su propia pata presa del pánico! De ahí venía toda la sangre de la bañera. 

Al parecer, no muy lejos de su casa había tenido lugar una exhibición de fuegos artificiales que no se había anunciado oficialmente, lo cual puede ser sancionable. "Por favor, pensad que los fuegos artificiales los estresan demasiado. ¡Un día de estos voy a volver a casa y me voy a encontrar a la perra muerta de un ataque al corazón!", denuncia Emma. 

Su publicación en Facebook se compartió más de 100 veces apenas unos minutos y abrió un encendido debate sobre la necesidad de prohibir los fuegos artificiales por los animales que sufren ansiedad y estrés. No obstante, esto se puede combatir con algunos trucos

 

Fuente: Wamiz Alemania
Escrito por: José Manuel Cano, periodista especializado en comportamiento y causa animal.