Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Al rescatar a este American Staffordshire Terrier, la Policía hizo un descubrimiento terrible en Sevilla

American Staffordshire Terrier axfisiandose guillena © Momento en el que liberan al perro / Serpona

La intervención del Seprona fue clave para salvar la vida de este perro que estaba asfixiándose y en un estado semiinconsciente. El cuerpo de Naturaleza la Guardia Civil ha denunciado a su dueño por tener al perro en estas pésimas condiciones. 

Por Lola Duarte, 18 ago. 2019

Si la semana pasada nos emocionaba la reacción de un papá American Staffordshire Terrier al conocer a sus cachorros, esta semana la noticia se sitúa en el extremo de la oscuridad. Unos vecinos de Guillena, en Sevilla, alertaban al Seprona (el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) del suceso. 

El perro vivía atado a una cuerda

El perro, de raza American Staffordshire Terrier, había escapado de su dueño. Los vecinos vieron a este perro de tres años de edad por las inmediaciones de su casa en muy mal estado. El Seprona se trasladó rápidamente hasta la parcela, donde encontró al perro en una situación lamentable: casi muere asfixiado por la cuerda que tenía atada al cuello

Según recoge la información publicada por el diario ABC de Sevilla, localizaron al perro con dicha cuerda alrededor del cuello que le privaba de libertad y prácticamente de vivir. Este perro, considerado de raza peligrosa, se estaba asfixiando al intentar librarse de ella, algo que no lograba por el nudo corredizo con la que estaba sujeta. Sus continuos esfuerzos le provocaron que cayera semiinconsciente

Los agentes cortaron de inmediato la cuerda y refrescaron a hidrataron al perro. Gracias a la colaboración conjunta con los vecinos, entre todos logran que el animal se repusiera. Fue a los 20 minutos de estos momentos de tensión cuando el perro se encontró con las suficientes fuerzas, tantas que “dirigió a los agentes hasta el domicilio del que había escapado y en el que pudieron identificar a su dueño”.

No era el único perro en la parcela

Para sorpresa del Seprona, en la casa había otros dos perros que “aparentemente no estaban recibiendo los cuidados adecuados, por lo que se procedió a tramitar las pertinentes denuncias, recoge el diario sevillano. 

El Servicio de Protección denunció al varón dueño de los perros por incumplir al menos cinco puntos la Normativa de Protección de los Animales y de la Normativa sobre Animales Potencialmente Peligrosos. Viendo la gravedad del asunto, ojalá los tribunales tomen conciencia y hagan justicia para estos perros. 

Escrito por: Lola Duarte, periodista especializada en comportamiento canino y legislación animal.
Fuente: ABC de Sevilla