Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Muere víctima de un cáncer: 15 minutos después, otra tragedia destroza a toda su familia

enfermo de cancer y su perro © Facebook - Mark Mclean / Fiona Conaghan

El padre de Stuart Hutchinson hace este horrible descubrimiento tan sólo unos minutos después de perder a su hijo víctima de un cáncer. 

Por Jose Manuel Cano, 26 ago. 2019

El perro muere 15 minutos después de su dueño

Prepárate para conocer una historia desgaradorra, un relato de vida y muerte, una unión sagrada entre el hombre y el perro que supera todos los límites de la salud y la existencia. Nos trasladamos a Alloa, una preciosa villa escocesa en la que vivía hasta el pasado 11 de agosto Sutart Hutchinson, un joven de 25 años que estuvo batallando los últimos ocho contra un cáncer cerebral. 

Stuart tenía tres perros: Nero, Nala y Amelia, todos ellos bulldogs franceses. Eran sus inseparables 'enfermeros', aunque de todos ellos quizás el más unido a él era Nero, con quien mantenía una relación especial, sobre todo desde que tuvo que hacer frente a la enfermedad. Nero estuvo a su lado hasta los últimos días... y parece que decidió hacer el mismo viaje que su dueño cuando el cáncer terminó ganándole la batalla. 

Este joven estaba casado desde enero de 2019 con Danielle y ambos vivían junto a sus tres perritos. Sin embargo, Stuart decidió volver a la casa de sus padres un mes atrás, ya en la fase terminal de su enfermedad. Quería morir en la casa en la que creció. 

Una larga batalla con triste final

Y es que las noticias ya no eran buenas para entonces. Tras ser diagnosticado de un tumor cerebral en 2011 y haber luchado con todas sus fuerzas con operaciones y fatídicas etapas de quimioterapia, las previsiones optimistas de los últimos meses se esfumaron cuando los médicos descubrieron que el cáncer se le había extendido también a huesos y pelvis.

"En junio le comenzó a afectar a todo su brazo y fue cuando le hicieron un escaner y vieron que el cáncer se había apoderado de todo su cerebro y se había extendido a los huesos y la pelvis", comentaba su madre, Fiona, al diario Daily Mail. El final era inminente. 

Sus familiares estaban preparados para lo peor y finalmente Stuart falleció el pasado 11 de agosto en el salón de su casa rodeado de sus seres queridos. No le acompañaba en su último suspiro su amigo Nero, que permaneció durante los últimos días en la casa que compartía con su esposa Danielle. Sin embargo, la tragedia aún tenía reservada un giro aún más dramático cuando el padre de Stuart se acercó a su casa a recoger unas gafas de su hijo. 

Stuart y Nero, de nuevo juntos

Cuando llegó, descubrió que Nero se encontraba muy enfermo y lo trasladó al veterinario de urgencia. No pudieron hacer nada por él. El especialista médico dijo que sufría un problema en la columna vertebral, aunque nunca antes manifestó síntomas de padecer ningún tipo de dolencia.

Nero murió poco después de las 13:30 horas del 11 de agosto, 15 minutos después de que lo hiciese su dueño

El repentino fallecimiento de Nero ha dejado completamente destrozada a esta familia. Nadie podría esperarse un desenlace tan cruel pese a que la muerte de Stuart no fuese ni mucho menos inesperada. El único 'consuelo' es que ambos, perro y amo, decidieron marcharse a la vez para estar de nuevo juntos. Descansen en paz.


Escrito por: José Manuel Cano, periodista especializado en comportamiento y causa animal.
Fuente: Facebook, Wamiz Italia, ABC