Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Se reencuentra con su gato perdido hace 9 años, pero otro drama le rompe el corazón

reencuentro con su gato
© Marine Buceno

Entrevistada por nuestros compañeros de Wamiz Italia, Marine nos cuenta cómo se reencontró con su gato después de nueve años y cómo el drama llamó nuevamente a su puerta tan sólo 15 días después.

Por Jose Manuel Cano, 17 sept. 2019

La adopción de Djoon y Fidji

Nos llega una historia de emociones encontradas, una montaña rusa de sentimientos que se agolparon en tan sólo unos días. Hoy conocemos la historia de Marine Buceno y sus gatos esfinge. Cuando leas este relato no podrás evitar emocionarte. Nuestros compañeros italianos sintieron un auténtico escalofrío cuando Marine, desconsolada, les contó todo lo sucedido. 

El relato tiene su punto de partida en el año 2008. Por entonces, nuestra protagonista vivía en París, tenía tan sólo 20 años, aún no había tenido hijos y su amor incontenible por los animales lo decidió saciar adoptando a un precioso gato esfinge al que llamó Djoon

Según relata, Djoon era el gato ideal, el prototipo perfecto de su raza: delgado, esbelto y sin pelo. Además, Djoon era un gatito de lo más cariñoso. Quizás por ello, Marine decidió adoptar a un hermanito dos años después, en 2010, otro gato de la misma raza al que bautizó como Fidji. Su idea era regalárselo a su padre, pero el destino no quiso que así fuera.

Una ventana abierta olvidada durante un día normal de trabajo cambió la vida de Marine para siempre
djoon regresa despues de 9 años
El viejo Djoon se reencontró con su dueña después de más de nueve años desaparecido.©Marine Buceno

Desaparición de Djoon

El joven Djoon desapareció cuando apenas había convivido unas cuantas semanas con su nuevo hermano. "Cuando llegué a casa del trabajo, Djoon se había ido. Hice todo lo posible por encontrarlo: anuncios, recompensas... No puedes imaginar la tristeza que sentí cuando tuve que aceptar que Djoon se había ido para siempre de mi vida", comenta Marine al teléfono.

Llena de dolor por la pérdida, Marine decidió no darle el otro gato a su padre. Fidji se quedó finalmente en su casa reemplazando al desaparecido Djoon
gato esfinge djoon
Djoon reapareció en el séptimo piso de un edificio parisino nueve años después de que su dueña denunciase su desaparición.©Marine Buceno

Nueve años después...

Nuestra historia da un salto temporal hasta la actualidad. Marine está casada, es madre de dos niños (de 7 y 4 años) y ya no vive en París. Ahora reside en la región costera de Bretaña, la zona en la que se crió. Quizás su único nexo de unión con su vida anterior es el viejo Fidji... 

Sin embargo, en agosto de 2019 una llamada lo volvió a cambiar su mundo para siempre. "Mi marido contestó el teléfono. Era una chica diciendo que tenía a nuestro gato. Inmediatamente corrí escaleras arriba, pero Fidji estaba allí con nosotros... no lo entendía... Entonces la chica nos explicó que había encontrado a Djoon en su balcón, en el séptimo piso de un edificio parisino. Ella misma había llevado al gato al veterinario y allí le dijeron que tenía un microchip con mis datos".

Marine se puso en contacto con unos viejos amigos de París, que recogieron a Djoon y lo trasladaron hasta Bretaña. Ella nunca habría podido imaginar que su gato todavía estaba vivo. 

"Volver a ver a mi gato fue una emoción única. ¡Con esa mancha en la nariz era imposible no reconocerlo! Evidentemente, al principio estaba un poco asustado después de seis horas de viaje y de estar de casa en casa, estaba realmente desorientado, pero cuando estuvo conmigo volvió a ser el gato adorable que recordaba".
gato esfinge djoon vuelve a casa
Djoon notó algo raro en su 'hermano' Fidji cuando volvió a casa y poco después se confirmó la peor de las noticias.©Marine Buceno

Un giro inesperado del destino

Además de ser un gato cariñoso, Djoon siempre se distinguió por su gran inteligencia. Por ello reconoció enseguida a Fidji, con quien solo había pasado unas cuantas semanas antes de desaparecer. Desde su reencuentro, no se separó de él ni un segundo. 

La historia, sin embargo, no tiene un final feliz. La dueña rápidamente se dio cuenta de que Djoon estaba muy preocupado por su hermano felino. Algo no andaba bien, por lo que decidió llevar a Fidji al veterinario, que le dio la noticia que nunca quiso escuchar: Fidji sufría una infección pulmonar incurable. 

La triste realidad es que el viejo Fidji tuvo que ser sacrificado tan sólo 15 días después de haberse reencontrado con Djoon. Él se fue en silencio y en paz, quizás consciente de que su dueña ya no estaría sola.

Aún así, el vacío que Fidji dejó en los corazones de Marine y Djoon parece imposible de llenar. "Lo lavé todo, pero Djoon todavía huele a Fidji por todas partes y no quiere ponerse donde él se ponía porque siente la presencia de su hermano". Ahora Marine intenta encontrar consuelo en Djoon y desea recuperar los nueve años perdidos con su gato, pero una parte de su corazón se ha ido con Fidji, su ángel de la guarda durante todo este tiempo.

Escrito por: José Manuel Cano, periodista especializado en comportamiento y causa animal.
Fuente: Wamiz Italia