Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Lo llaman "milagro" porque le falta la mitad del cerebro y es feliz

perro mitad cerebro
© Facebook - Jeniffer Osborne

Jennifer Osborne encontró a este perro en una tienda de animales y no dudó en adoptarlo temiendo que alguien tuviese planes malvados para él. Cuando conozcas su caso entenderás que fue la decisión más valiente.  

Por Jose Manuel Cano, 24 sept. 2019

Moose, el 'perro milagro' al que le falta medio cerebro

Nos llega una historia de superación y solidaridad directamente desde Ohio (Estados Unidos). Hoy asistimos a una relación preciosa y llena de generosidad entre una mujer y su perro. 

Jennifer Osborne encontró a Moose en una tienda de mascotas allá por el año 2016. Cuando lo conoció, no dudó un instante a la hora de elegirlo para llevárselo a su casa. Sabía que nadie más lo haría, o que quien lo hiciera podría tener malas intenciones con él. "Me siento dichosa por haberlo adoptado antes de que alguien lo hubiera abandonado o menospreciado", comenta ella en una entrevista con el diario británico Metro.

Moose tenía por entonces tres años y diversas complicaciones de salud que le convirtieron en un perro especial desde su nacimiento. Hablamos de un perro de ganado australiano que nació con su cerebro muy dañado. Una deformación de su cráneo le provocó lesiones cerebrales que le convierten en un animal muy particular, pero aseguramos que es tremendamente feliz.

moose perro sin cerebro
Moose fue adoptado en una tienda de mascotas cuando sólo tenía tres años.©Facebook - JenniferOsborne

Unos problemas de salud muy importantes

Y es que a Moose le faltan partes del cerebro, sabemos que carece de la capacidad de oler y que tiene un quiste en el lugar en el que se encuentra la deformidad. "Sabemos que su hocico le presionó hasta el cráneo, lo que provocó la mordida y la nariz torcidas, el cráneo y el cerebro deformados y diversos problemas oculares, probablemente cuando aún estaba en el útero de su madre", explica Jennifer. 

Su extraño rostro solo es la punta del iceberg de una serie de problemas con los que su dueña convive día a día. Y es que Moose también sufre alergias y, desde hace un año, tiene convulsiones cada cierto tiempo. Una resonancia magnética reveló que no tenía frente ni senos paranasales. Además, tiene el denominado 'ojo de cereza', una particularidad que hace que sus conductos lagrimales sobresalgan de los párpados.  

Aún así, es un perro muy sociable que se lleva especialmente bien con sus hermanos y es también muy inteligente. Entiende muchas palabras, su dueña asegura que tiene mucha personalidad y es muy cariñoso.
moose perro con medio cerebro
A Jennifer le encanta disfrazar a Moose y compartirlo en su Instagram, donde ya acumula más de 92.000 seguidores.©Facebook - JenniferOsborne

Su 'cara rara' ya es famosa en Internet

Su simpático aspecto le ha convertido en un perro famoso, sobre todo en redes sociales, donde ya suma más de 92.000 seguidores. Y es que a Jennifer le encanta compartir fotografías suyas en su cuenta de Instagram.

Ella lo disfraza con gafas o corbata y recibe cientos de comentarios que le recuerdan de forma simpática que su sonrisa y sus ojos que no coinciden. Es tanto su éxito que su dueña ha comenzado a comercializar una gama de productos de Moose para ayudar a financiar sus facturas del veterinario, las cuales son bastante costosas por cierto.

El año pasado gastó más de 1.800 euros en sus visitas

De todos sus problemas, lo más preocupante son las convulsiones. Jennifer tiene que administrarle medicamentos para tenerlas controladas. "Afectan al cuerpo y al cerebro, se pone a temblar todo su cuerpo y echa espuma por la boca. En su peor momento, tenía tres convulsiones en apenas 30 horas. Ahora, con una pequeña dosis de medicamento, está mucho mejor, pero sigue teniendo convulsiones parciales de vez en cuando y pueden durar horas"

moose y sus hermanos
Jennifer asegura que Moose es un perro cariñoso e inteligente pese a sus problemas y que se lleva bien con sus hermanos.©Facebook - JenniferOsborne
Pese a todo, ella está encantada con su perro y lo define, literalmente, como "un milagro" 

"Es increíble y una bendición en mi vida. Es el perro más feliz que he conocido y estoy agradecida de que sea mi perro", finaliza su dueña.  

Escrito por: José Manuel Cano, periodista especializado en comportamiento y causa animal.
Fuente: Metro