Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Un bulldog cuida de sus hermanos humanos con tanta delicadeza que no parece real (Vídeo)

bulldog y bebe
© YouTube

Gunnar nunca quiere salir a la calle a pasear por un motivo de lo más especial. Su peculiar comportamiento está dando muchísimo que hablar. El vídeo con sus peripecias caseras está arrasando en la red.

Por Jose Manuel Cano, 1 oct. 2019

¿Por qué Gunnar no quiere salir nunca a pasear?

Hoy conocemos a un precioso bulldog llamado Gunnar, un perro de lo más peculiar pues odia salir de casa. Y es que no quiere salir a la calle por nada del mundo. ¿Por qué? El motivo lo descubrirás en el vídeo que culmina esta información que cuenta ya con más de 650.000 visualizaciones. 

"'Venga chico, vamos a pasear'", le dice su dueña, pero él se hace el remolón sin mover un solo músculo. Su paciente ama tiene que tirar de él para llevarlo a la calle. "Se niega a salir. Dice 'mmm no, no tengo ganas hoy, mejor me aguanto hasta mañana para orinar'". En las imágenes creemos conocer al perro más vago del mundo, pero en breve descubriremos por qué se comporta así. 

Y es que este bulldog tiene un instinto protector sobrenatural. Él se siente el responsable de sus hermanos humanos pequeños. Porque todo cambió cuando nacieron los más pequeños de la casa, dos bebés que llegaron para ampliar la familia y que modificaron por completo el comportamiento del bulldog, que comenzó a sentirse responsable de su seguridad y se convirtió en un perro inseparable. 

Lo más curioso es que este bulldog comenzó a cambiar incluso antes de que la mamá de la familia supiese que estaba embarazada. "Él lee las emociones", comenta su orgullosa dueña. En el vídeo se recuerda cómo el perro ya se recostaba en su vientre escuchando las 'pataditas' del primer bebé. 

Al final del vídeo comprobamos que se trata de un perro realmente particular. Sus dueños comparten imágenes entrañables y divertidas que a buen seguro te sacarán una sonrisa... y quizás alguna que otra lágrima.

Todo cambió cuando nacieron los bebés

Cuando conoció a sus nuevos hermanos, Gunnar inmediatamente fue consciente de que ya había dejado de ser hijo único y se puso a cuidar de ellos de forma inmediata. "Se paraba detrás del bebé mientras subía las escaleras por primera vez. '¡Él le enseñó a subirlas!". Ya hemos conocido antes a otros perros protectores con los bebés, pero nunca habíamos visto a ninguno al que le diese igual salir de paseo. 

El instinto protector de este perro es tan impresionante que se queda en todo momento vigilando a los bebés, incluso cuando su dueña se marcha a la cocina. Gunnar quiere tanto a sus hermanos que quiere hacer lo mismo que hacen ellos. Es un perro inseparable y no se pierde una. Juega con su dueño y también con sus hermanos, se baña con ellos, pide la pelota y escucha las primeras palabras del pequeño Wyatt, con quien tiene una conexión realmente especial. 

Los años pasan y Gunnar sigue viendo crecer a sus hermanos, aunque desgraciadamente esta felicidad no podrá ser eterna. "Realmente es nuestro primer bebé. Saber que no estará aquí para siempre nos hace quererlo aún más. Hay que disfrutarlo al máximo mientras esté con nosotros. Realmente no puedo imaginar nuestras vidas sin él", reflexiona emocionada su dueña.


Advertencia ⛔ A pesar de las adorables imágenes que acabas de ver, recordamos que nunca se debe dejar a un perro y a un niño solos sin la supervisión de un adulto. Si quieres más información al respecto, en este consejo encontrarás todos los tips para una convivencia perfecta entre ambos. Atentamente, el equipo de Wamiz.

Escrito por: José Manuel Cano, redactor especializado en periodismo digital y amante de los animales.
Fuente: YouTube, Facebook, Dodo