Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Fuerte olor en la casa de un vecino: cuando los bomberos entran descubren un auténtico drama

bomberos encuentran perro dueno muerto vivienda alemania © Imagen de archivo. Un bombero intenta acceder a una vivienda / Shutterstock

Aunque con el paso del tiempo los vecinos se habían acostumbrado al olor, cuando los bomberos descubren lo que ocurre dentro de esa vivienda… resulta verdaderamente impactante. 

Por Lola Duarte, 16 oct. 2019

El suceso ocurrió hace varias semanas en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, concretamente en el complejo residencial Senden. El 20 de septiembre se produjo un incendio en uno de los edificios y todos los residentes tuvieron que ser evacuados inmediatamente. Había un vecino y su perro que no aparecían por ninguna parte y cuando los bomberos entran en su apartamento descubren un auténtico drama.

Una escena horrible

Hacía tiempo que un fuerte olor provenía de la vivienda del señor Heinz H., un hombre jubilado que vivía allí junto a su fiel perro llamado Linus. Aunque los vecinos se habían acostumbrado al olor no cayeron en la cuenta de su origen que descubrieron los bomberos: el hombre yacía muerto junto a su perro, el cual falleció de hambre

Y lo peor de todo es que el hombre no había perdido la vida hace unos días o semanas. Según la autopsia, el señor Heinz H. llevaría muerto desde el año 2011 y de forma natural. Este pensionista estaba bastante solo, vivía en el sótano y obviamente nadie se había preocupado por él en todo este tiempo. Su perro Linus fue sin duda su mejor amigo y su única compañía contra la soledad.

Seguramente el perro, al ver a su dueño muerto, esperó pacientemente cerca de su amo a que despertarse, lo que tristemente nunca sucedió. En los últimos tiempos hay numerosos ejemplos de ello, como que el perro veló durante días a su humano hasta que encontró una nueva familia

En cuanto a los vecinos del señor Heinz H., aseguran que no escucharon ningún ruido en particular que les hiciera sospechar algo similar a este lamentable final. Lo único que reconocen es haber olido algo raro durante este tiempo. Incluso cuando otro vecino con perro le dice al conserje del edificio que hace tiempo que no ve a Linus y su humano, todos creen que sencillamente el hombre se había marchado con un amigo y a nadie le sorprende esta situación. 

Linus podría haber ladrado, haber intentado pedir ayuda. Pero su fidelidad y devoción por su humano fue tal que escogió permanecer a su lado por si despertaba. Aunque al señor Heinz H. no le hubiera gustado este terrible final para su perro, al menos esperamos que viajaran juntos a donde quiera que estén ahora. 

Escrito por: Lola Duarte, periodista especializada en comportamiento canino y legislación animal.
Fuente: Wamiz Francia