Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Encuentra a su gato empapado: al mirar la cámara de vigilancia, no puede parar de reir

gatos en la piscina © Twitter/@LauraLee

Cuando la historia mezcla piscina y gato… ¡Esto promete! 
 

Por Jade del Arco, 21 oct. 2019

Casi se convierte en el crimen perfecto, ejecutado por una gato llamado Boo. Pero la cámara de vigilancia de su dueña le jugó una mala pasada al minino. ¡Y fue descubierto! 

El “crimen”: 

Laura Lee, la dueña de los mininos que protagonizan esta historia, fue, como de costumbre, a ver a sus gatos antes de de irse a dormir. La sorpresa llegó cuando encontró a Peach de una forma que realmente no esperaba: la gata estaba completamente empapada. De pies a cabeza. 

La situación era un poco confusa y, aunque Laura pensó que el animal podía haber caído a la piscina, decidió ver las cámaras de vigilancia para saber qué había pasado exactamente. 

Laura estaba intrigada, pues a ninguno de sus dos gatos le gusta el agua, como a la mayoría de los felinos,  y nunca se divierten en la piscina… ¡Pero descubrió algo que no esperaba! 

Viendo el vídeo, Laura no pudo contener la risa: Boo había empujado a Peacha al agua sin venir a cuento. Afortunadamente para la gatita, pudo salir sin problema a la superficie para secarse, como refleja el siguiente vídeo.

“Boo siempre quiere jugar con Peach, pero ella se le resiste. Él ha tomado la revancha finalmente”, explicó Laura a la web The Dodo. 

Escrito por: Jade del Arco, periodista especializada en arte y traductora.  
Fuente: Wamiz Francia