Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

El amor entre este gran danés y su abuela humana de 93 años nos rompe el corazón

amistad gran danes abuela 93 anos © The Dodo

Casi como si fuera una cosa del destino, este par de dos tienen una relación muy especial que enamora a todos. 

Por Lola Duarte, 28 oct. 2019

Se cree que porque un perro sea muy grande, puede ser más bruto a la hora de jugar con otros perros, niños o adultos por el simple hecho de su tamaño, cuando en realidad eso va un poco en su personalidad y carácter. Además, los perros saben con quién se están relacionando y digamos que regulan de forma natural esto. 

Un ejemplo claro de ello es el amor que se procesan los protagonistas del vídeo de hoy, un perro de raza gran danés y su abuela humana de 93 años. A los dos les hace mucho bien pasar tiempo juntos y, pese a la juventud de Kernel, que así es como se llama el perro, controla su energía con la abuela a la hora de jugar. 

Un gran danés enamoradísimo de su abuela humana

“Kernel se emociona mucho cuando le pregunto si quiere ir a ver a Nana”, asegura Christina, la nieta de Nana. Desde que el perro era un cachorro tienen la costumbre de ir al menos una vez por semana a visitar a la abuela. “Está súper emocionado porque sabe que va a verla y ella le dará chuches y muchos besos”. ¿Quién no lo estaría? 😋😋😋

De hecho, según relata la propia Christina en el vídeo, durante el trayecto en el coche Kernel se pone más nervioso cuanto más cerca están de la casa de Nana. “En cuanto paro el coche, sale disparado hacia la casa”. En el vídeo se ve al grandullón llevando una rosa en la boca para regalársela a la abuela 😍.

“Entra corriendo y comienza a besarla y la llena de babas” 😂😂😂. “Abuela, necesitas una toalla para limpiarte todo eso”, dice entre risas Christina. “Cuando ella nos observa a mí y a Kernel jugar, su mirada se transforma en la de una niña y lo mismo ocurre cuando juegan entre ellos”

 
92-Year-Old Nana And Great Dane Are Best Friends

Great Dane loves his 92-year-old Nana 😍

Posted by The Dodo on Friday, October 18, 2019

El grandullón mide su energía con la abuela

Para Christina esta relación es muy especial. “Es mi perro y mi abuela, los dos amores de mi vida. Realmente es algo para atesorar”. Este amor perruno y humano surgió casi desde el primer día, hace ya tres años cuando Kernel solo era un cachorro de tres meses y ¡era tan grande como su cabeza actual!

A Nana le gustan los perros pequeños y esponjosos. Kernel es demasiado grande para sentarse en su regazo. “Nana, ¿qué piensas del tamaño de Kernel?”, le pregunta Christina. “Él es gigante”, responde sin dudar la abuela, pero Nana no pudo evitar enamorarse de Kernel ❤.

Según cuenta la propia Christina, él es muy bueno con ella. “El perro puede leer su nivel de energía. Él entiende que no puede estar actuando salvajemente con ella, aunque al mismo tiempo son bastante juguetones juntos. Cuando unes seres que amas tanto y crean ese vínculo, es realmente genial”, confiesa Christina completamente encandilada.

Seguro que más de un perro estaría encantado de tener a una Nana como la de Christina en sus vidas. Y seguramente más de una abuela sería feliz con un perro como Kernel en su día a día. Historias de amor perruno que nos conquistan 😍🐶.

Escrito por: Lola Duarte, periodista especializada en comportamiento canino y legislación animal.
Fuente: The Dodo