Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Sale a la luz una carta de la reina Isabel II llorando la muerte de su corgi

reina inglaterra corgi

La reina Isabel II posando para la revista Vanity Fair junto a su fallecido corgi, Whisper

© Annie Leibovitz Vanity Fair

La reina de Inglaterra ''empatiza más con sus perros que con los miembros de su propia familia'', según han contado los biógrafos oficiales de Isabel II.

Una afirmación que deja la puerta abierta a esa 'gran verdad' tras conocer la devastadora carta que la monarca escribió tras la muerte de su amado corgi tras un drama familiar. 

Por Vanessa Parapar, 5 nov. 2019

La reina Isabel II, además de ser una de las mujeres más poderosas del Planeta, es una amante de los animales. Bueno, concretamente de los perros de raza corgi. Esta información ha salido a la luz gracias a las propias declaraciones de la monarca (recordemos la entrevista que Isabel II dio a Vanity Fair hablando -entre otras cosas- de sus perros) a diversos medios, pruebas gráficas mostradas al mundo desde la Casa Real británica y, últimamente, gracias a los diarios póstumos de Kenneth Rose, un legendario biógrafo y cronista de la familia real británica fallecido en 2014. 

El biógrafo de la reina no tuvo reparos en escribir que Isabel II ''empatiza más con su perros que con los miembros de su propia familia''. Declaraciones, un tanto fuertes, que han revolucionado la prensa en las últimas horas. A tenor del amor que la reina de Inglaterra profesa a su camada de corgis, Kenneth Rose señala una anécdota muy especial que simboliza lo importante que era, son y serán sus perros. 

Se dice que la reina, durante los últimos 74 años, ha tenido alrededor de 30 corgis.

Una vez, según se hace eco de las palabras de Kenneth Rose el periódico británico Express, Isabel II escribió una carta de seis páginas en la que lloraba la muerte de uno de sus corgis, después de que uno de los perros de su madre lo matara durante una pelea. 

Siguiendo el testimonio del biógrafo de la reina Isabel II, la carta estaba dirigida a la aristócrata lady Pamela Hicks (antigua dama de compañía de la monarca y prima de su marido, el duque de Edimburgo). Lady Hicks se quejaba abiertamente a su círculo más cercano -entre el que se encontraba Kenneth Rose- de que la reina nunca contestaba a sus cartas, a pesar de hablar de temas de interés. Pero un día todo cambió y... ¡fue gracias a su corgi! 

''La única vez que me respondió fue cuando le envié un mensaje de cariño después de que uno de sus corgis muriera como consecuencia de una pelea que tuvo con otro perro de Clarence House.', la cita Rose.

Desde Wamiz entendemos perfectamente lo que sintió la reina en ese momento de su vida, puesto que decirle adiós a un amigo de cuatro patas es demasiado duro

Escrito por: Vanessa Parapar, periodista especializada en política y apasionada del mundo animal. Redactora y community manager de Wamiz España.