Publicidad

"Tortillo está vivo y solo sé llorar", el ansiado abrazo con su perro perdido 16 días en mitad de la nieve

perrothorabrazapersona dog-wow

El reencuentro entre Katerín y su perro

© Instagram @elrebezo_albergue

Una ruta con su perro por las montañas de León se convirtió en más de dos semanas de angustia sin saber absolutamente nada de su paradero. 

Por Rocío R. Gavira

Publicado el

Tu perro, amigos y a echaros todos a la montaña. Un plan de domingo de ruta con raquetas de nieve en la que Thor acompañaba a su humana, Katerín, en Torrestío, situado en la comarca leonesa Babia en plena Cordillera Cantábrica. Pero en segundos el perro desapareció. 

El perro mestizo salió corriendo detrás de unos rebecos (animal parecido a la cabra montés) en mitad de la nieve. Tanto su humana, amigos, como medio vecindario se implicaron en la búsqueda desde su pérdida, el 22 de enero. Nadie lograba dar con él. 

Thor salió corriendo y estuvo 16 días desaparecido en la nieve ©Instagram @elrebezo_albergue

Un montañero escucha a un perro llorar

La angustia era mayor según pasaban los días, hasta que un montañero le trajo un rayo de luz a Katerín. El hombre estaba de ruta por la zona el 5 de febrero cuando escuchó a un perro llorar

Según cuenta la joven en stories destacadas de @elrebezo_albergue, el montañero intentó alcanzar al perro, pero las condiciones de hielo complicaban el acceso. Todos se pusieron manos a la obra para rescatar a Thor.

16 días soportando el temporal de nieve

"Salimos a las 8 de la mañana, esperando a que aguantase una noche más. Llevaba 16 días allí soportando el temporal de nieve", explica Katerín. El montañero se unió y condujo al grupo al lugar exacto, donde el perro estaba enriscado y le vieron por última vez. 

El círculo señala donde vino a parar Thor ©Instagram @elrebezo_albergue

"Tortillo –como le llaman cariñosamente – está vivo y solo sé llorar, todo el rato", dice emocionada Katerín en uno de los vídeos. La parte del grupo que iba más avanzada les anunciaba que Thor seguía con vida. 

El perro estaba a resguardo en la mitad de una pared con varios metros de caída. Al verlo a lo lejos, le llaman, le silban y el perro intensifica su llanto. "Tranquilo, Thor, que ya vamos"

Thor junto a su pandilla humana ©Instagram @elrebezo_albergue

El perro se negaba a moverse

El rescate era complicado y el perro estaba bastante bloqueado, se negaba a moverse. Decidieron sacarlo por arriba con ayuda de un arnés y por fin se produjo el reencuentro. "¡Pero bueno! ¿Y este tipín que se te ha quedado?", le dice entre abrazos y besos Katerín a Tortillo. 

"Estaba deshidratado y aunque le dimos agua y comida, se tiraba a la nieve". Parece que, gracias a que estaba bien alimentado, las reservas le vinieron bien esos 16 días perdido

"Ya estamos en casa", suspira de aliviada Katerín que no cabe en sí de alegría. "Gracias a la gente que se preocupó. Arriba la gente buena". Arriba esa gente que da lo que sea por su amigo perruno. 

A la izquierda, los rescatistas de Thor. A la derecha, el montañero que escuchó el llanto de Thor ©IG @elrebezo_albergue
 

También te puede interesar:

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar