Publicidad

Busca a su gato desaparecido: en su lugar, descubre algo monstruoso

mujer china busca a su gato
cat-sad

Una escena atroz. 

© Facebook.com/Yahoo News Australia

Una mujer rastreó a su mascota desaparecida usando un dispositivo GPS conectado a su collar. No sabía que haría un descubrimiento aterrador en el camino.

Por Sandra Apolinar

Publicado el

 

Cuando la Sra. Zhang, que vive en China, se dio cuenta de que alguien le había robado a su amado gato Mantou, de la raza british shorthair, acudió de inmediato a la policía. Sin embargo, las autoridades ignoraron las súplicas de ayuda de la mujer para encontrar al gato.

Aunque la búsqueda fue factible porque el gato tenía un AirTag, un dispositivo de rastreo en el collar de la mascota para ayudar a encontrar artículos personales.

Una investigación independiente

Desesperada, la mujer decidió empezar a buscar al gato por su cuenta. Resultó que había sido transportado a más de 1.600 km de su casa. Entonces la mujer ya sabía que lo más probable detrás de su secuestro era un grupo que roba animales y los transporta a otras regiones para su consumo.

Aterrorizada, decidió dar un paso radical. Compró un boleto de avión. En el camino, pidió ayuda a todo tipo de grupos de amantes de los animales. La respuesta en las redes sociales fue amplia y hubo una persona que la recogió del aeropuerto y la llevó a una arriesgada expedición en busca de los secuestradores de su gato.

Camión lleno de gatos

Después de tres horas de conducir, lograron descubrir el lugar donde se encontraba el gato. Había muchos de ellos en el camión en el que estaba. Afortunadamente, el gato estaba bien

El hecho de que su AirTag no hubiese sido descubierto es un milagro. La Sra. Zhang cree que es porque el gato es bastante esponjoso y negro, por lo que no se podía ver el AirTag negro entre el pelaje.

Voluntarios de organizaciones pro-animales que acudieron con la Sra. Zhang al sitio, se llevaron a todos los gatos y les dieron un refugio temporal mientras buscaban a sus dueños. Desafortunadamente, no todos los gatos se salvaron. Probablemente, algunas de las jaulas ya habían sido sacadas del camión.

Se estima que 10 millones de gatos y perros son sacrificados para el consumo en China cada año sin dejar rastro.

Noticias relacionadas:

Comentarios
Comentar