Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

La cabeza de este perro callejero es tres veces más grande de lo normal: cuando el veterinario lo examinaba, gritó

perro cabeza grande

El motivo que hacía triplicar la cabeza de este perro te dejará sin palabras

© YouTube

Un voluntario de rescate reporta la escalofriante historia de Pauline, una perra callejera muy enferma que estaba a punto de morir.

Por Jose Manuel Cano, 22 nov. 2019

Una historia que revuelve el estómago

Hoy conocemos la escalofriante historia de Pauline, una perra que deambulaba por las calles de la India hasta que los rescatistas de un voluntariado de rescate (Animal Aid Unlimited) intervinieron para salvarle la vida. 

Y es que esta pobre perrita fue encontrada en unas pésimas condiciones físicas. Cuando los voluntarios se acercaron a ella se retorció inmediatamente de dolor y entró en una especie de trance delirante. No obstante, lo que había llamado la atención de los voluntarios había sido el increíble tamaño de su cabeza, del triple de lo normal.

Paradójicamente, Pauline se mostró menos 'colaboradora' cuando necesitaba más ayuda que nunca. Era lógico, estaba tan asustada que no se fiaba de nadie. El equipo de rescate tuvo que realizar una maniobra evasiva con una manta para atraparla y poder trasladarla a la sala de emergencias. 

Los gusanos la devoraban por dentro

El veterinario que logró calmar a Pauline dio con la respuesta en su primer examen. Consciente de que su boca estaba excesivamente hinchada, estiró su cuello y encontró una herida infectada a la altura de la garganta... ¡colonizada por un ejército de gusanos! 

Su visión fue horrible: el hinchazón estaba causado por miles de larvas que estaban invadiendo a la pobre Pauline desde el interior, condenándola a una muerte lenta, dolorosa y segura. 

Una resurrección en apenas tres días

Sin tiempo que perder, el veterinario aplicó un fuerte medicamento para exterminar a los gusanos alojados en la garganta de Pauline. Posteriormente, se procedió a la tediosa limpieza de la herida. Los resultados fueron inmediatos y sorprendentes pues ni tan siquiera el veterinario esperaba una metamorfosis tan rápida y espectacular.

Si quieres saber más sobre cómo curar heridas a los perros, puedes hacerlo leyendo este consejo

De hecho, tan sólo tres días fueron suficientes para hacer desaparecer el hinchazón de la cabeza de Pauline. Aunque cueste creerlo, el mal desapareció por completo. ¡La transformación fue tan radical que nadie adivinaba a saber que se tratase de la misma perra!

Unas semanas más tarde, Pauline estaba totalmente curada y en forma. Desde Wamiz queremos felicitar al equipo médico por su trabajo. Gracias a ellos pudieron devolver la vida a esta simpática perrita. 


Escrito por: José Manuel Cano, redactor especializado en periodismo digital y amante de los animales.
Fuente: Wamiz Francia