Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Da el 'cambiazo' a su gato para poder volar con él... lo descubren y le arruinan la vida

gato en un transoortin y maleta

Un gato en un transportín antes de volar 

© Shutterstock

Aeroflot es la compañía aérea que se ha tomado muy en serio el engaño de uno de sus pasajeros. 

Por Jade del Arco, 25 nov. 2019

Mikhaïl Galine estaba listo para tomar su vuelo de Letonia a Varsovia. Pero Víctor, su gato, tuvo problemas a la hora de embarcar, pues pesaba 10 kilos, cuando lo permitido para no tener que viajar en la bodega son 8.  

Mikhaïl, que se negaba a viajar sin su gato en cabina, decidió no tomar ese vuelo y esperar al siguiente para poder encontrar una solución y no tener que dejar a su gato en el transportin y dentro de la bodega del avión. Entre un vuelo y otro, se las ingenió para encontrar un gato muy parecido a Víctor -pero más delgado- para dar el cambiazo. 

La técnica del cambiazo 

Mikhaïl volvió al aeropuerto bien acompañado: con Víctor, el doble de Víctor y los dueños de este. Así consiguió acceder a bussines con su minino, al que había cambiado por el otro en el momento del registro. 

Finalmente, gato y dueño viajaron juntos en cabina, y todo podría haber salido a pedir de boca de no ser por las redes sociales… Pues cuando Mikhaïl compartió la siguiente imagen de él junto a Víctor brindando en el vuelo, se descubrió todo. 

Medidas sin marcha atrás 

La compañía aérea no se ha tomado muy bien el engaño de este par de pasajeros. Y gracias a las cámaras de seguridad pudieron probar que Mikhaïl cambió a su gato por uno de 7 kilos en el momento del control. 

El joven, que tenía alrededor de 400.000 millas de vuelos -es decir miles de euros intercambiables por vuelos de avión- las ha perdido todas… por amor a su gato y por no haber revisado antes, estos consejos para viajar con gatos en avión. 

 

По многочисленным просьбам. Путешествие кота Виктора по маршруту Рига - Москва - Владивосток выявило 2 лишних кг у...

Posted by Mikhail Galin on Tuesday, November 5, 2019


Escrito por: Jade del Arco, periodista especializada en arte y traductora. 
Fuente: Wamiz Francia