Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

"Ya está listo para ser atado”: la frase que condena a cientos de perros en el País Vasco

denuncia particular perros atados cadenas loiu pais vasco animalex faada

Este mastín vive las 24 horas atado a una gruesa cadena, solo y sin cariño alguno. 

© Wamiz

La denuncia de un particular ha puesto en el punto de mira a Loiu, un pueblo vasco en el que una particular, con ayuda de varias asociaciones, ha denunciado un caso concreto de maltrato que se extiende por la zona...

Por Ismael G. Cabral, 29 nov. 2019

Una costumbre cruenta

Una de las construcciones más típicas del País Vasco son los caseríos. Un tipo de edificación tradicional muy propia del ámbito rural que constituye uno de los paisajes más reconocibles de esta zona del norte de España.

Como estos caseríos habitúan a enclavarse en espacios abiertos, rara vez vallados, los perros utilizados para guardia en ellos suelen estar atados. Así, el caso que centra esta denuncia, aunque particular, es extensible a toda la comunidad.

Perros encadenados en todo el País Vasco

Hace varios años que vivo aquí y no deja de impactarme ver a tanto perro encadenado. Hay muchísimos por las zonas rurales. De hecho aquí la gente dice: “Este ya está listo para ser atado”. Es algo completamente normalizado”, dice la persona particular que contactó con Wamiz para darnos a conocer el caso.

En Loiu, un municipio de Vizcaya, se encuentra el caso que ha permitido poner sobre la mesa esta extendida problemática de maltrato animal. A la entrada del pueblo hay una casa en la que dos perros -un mastín y un setter- pasan las 24 horas atados a una cuerda, completamente solos, la mayor parte de las veces empapados, y sin que nadie prácticamente les atienda. De cariño, ni hablamos.

denuncia perros atados loiu
En estas imágenes puede verse al setter de la casa, atado a una cuerda, solo y en una estancia llena de excrementos ©Wamiz

Una ley de Protección Animal insuficiente

Los tienen para que ladren si entran a robar en un trastero. Pero ellos son completamente dóciles. Hemos hablado con la dueña y se enfada muchísimo porque asegura que los perros están bien cuidados. Les hemos ofrecidos vallarles la casa para que los dejen sueltos y no quieren. También le propusimos buscarles adoptantes, y tampoco. Por eso hemos denunciado el caso”, dice la persona que ha puesto en marcha la iniciativa.

La Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) y el despacho de abogados especializado en derecho animal Animalex están detrás del caso. Sin embargo, la actual ley vasca de Protección Animal no les ampara. Está sobre la mesa su actualización pero, mientras esta se produce, la denuncia ha sido desestimada.

El Ayuntamiento de Loiu mira para otro lado

Desde el Ayuntamiento de Loiu remiten a Wamiz a la propuesta de resolución administrativa emitida. “Los perros se encuentran en correctas condiciones higiénico-sanitarias, alimentados y correctamente identificados (…) Se encuentran en buen estado físico, contando con un cobertizo grande y limpio donde poder refugiarse y con bebedero con agua limpia y comedero”.

Nada se dice, en cambio, de los más de 20 días que, en este mes de noviembre, ha llovido en Loiu. “Los perros se pasan el día empapados soportando muy bajas temperaturas, ni se mueven ni tienen una alimentación adecuada”, insiste la denunciante.

Difundir para cambiar las cosas

Las organizaciones implicadas y la propia particular no descartan acudir próximamente a la vía penal para seguir adelante con el caso pero “...hasta que no se actualice la ley” cualquier actuación en este sentido será complicada de ganar. “Nosotros no mandamos sobre ellos, se les utilizan como si fueran cosas, objetos. Y es muy doloroso ver casas tan gigantescas y que todos estos perros malvivan atados”, insiste.

Por ahora la difusión en los medios de comunicación y en las redes sociales es la mayor ayuda que puede prestarse al caso. A ningún alcalde le gusta que el nombre de su municipio se asocie a temas como estos. Hay tradiciones más cruentas que otras. Pero la permisividad legal de condenar a un perro a vivir atado de por vida debe revertirse. “Ya está listo para ser atado” es, para estos animales, una sentencia a una vida miserable y triste. Luchemos para cambiarlo. 

Tristemente no es la primera vez que en Wamiz te hablamos de perros que, de una forma u otra, viven o son abandonados atados. Aquí tienes esta otra noticia. Y no es la única...