Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Obligada a vivir en su coche con sus perros a sus 70 años, ¡esta mujer recibió la sorpresa de su vida!

mujer viviendo en coche con sus perros

El coche se convirtió en su casa

© Twitter: BBC News

En ocasiones, el destino nos tiene reservado un final inesperado...

Por Vanessa Parapar, 4 dic. 2019

Nadie sabe qué le deparará la vida. A veces, el destino nos sorprende para mal pero... ¡de repente alguien puede cruzarse en tu camino para cambiar el rumbo gratamente! Esta historia deja claro que los desconocidos son capaces de arrimar el hombro para que seamos más felices sin pedir nada a cambio. ¡Toca sacar los pañuelos!

Lynn Schutzman nunca había imaginado que terminaría en la calle a sus 70 años. Después de trabajar como farmacéutica durante 43 años y disfrutar de una buena pensión, un golpe de suerte la colocó en una situación desesperada puesto que gastó todos sus ahorros afrontando las facturas médicas relacionadas con varias enfermedades graves que sufrió. 

Durante los últimos 10 años; la mujer sobrevivió a varias crisis cardiacas, un cáncer de mama, problemas de tiroides y la pérdida de un riñón. Desafortunadamente, Lynn no tuvo más remedio que utilizar su dinero para pagas los diversos tratamientos médicos a los que fue sometida durante tanto tiempo. Y se quedó sin nada. Bueno con algo muy importante, el amor incondicional de sus perros. 

Estos gastos desencaderando el peor momento de la vida de la farmacética: se quedó sin un céntimo y, consecuentemente, no pudo hacer frente a un préstamo personal ni mucho menos al alquiler de su apartamento. Una situación que llevó a Lynn a la calle. La mujer terminó viviendo en su coche junto a sus dos perros: Chaucer et Chase.

Lynn no pudo mudarse a un albergue para personas sin hogar porque ninguno aceptaba perros y ella no quería separarse de ellos.

Lynn vivió durante dos años en su vehículo, no podía pagar un alquiler y tampoco tenía ningún familiar ni amigo que la ayudase en ese momento. Esos 24 meses fueron terribles para ella. La mujer 'viajaba' de parking en parking e intentaba ahorrar dinero para pagarse una o dos noches de hotel al mes para asearse. 

Dos buenas samaritanas

En abril, Melissa Akacha -una compañera de profesión de Lynn- se enteró de la situación por la que estaba pasando su conocida y no dudó en hablar del tema con su vecina, Jennifer Husband-Elsier. A ambas se les partió el corazón al conocer la situación de Lynn y ¡tramaron un hermoso plan para ayudarla

Las dos mujeres recaudaron dinero a través de Internet para poder darle una segunda oportunidad a Lynn e informaron a sus vecinos, familiares y amigos del drama que vivía la anciana. 

Acto seguido, Melissa y Jennifer le pagaron un hotel a Lynn. Una semana más tarde, las mujeres contaban con una importante cantidad de dinero. La suma cubriría el alquiler de un apartamento para Lynn durante dos años. Pero eso no fue todo. Muchas personas colaboraron con la causa donando muebles para el estudio. ¡Hay gente que tiene un corazón de oro! 👏👏

La reacción de Lynn

No existen palabras capaces de describir la reacción de Lynn cuando sus ex compañeras le dieron la sorpresa. Dale al play y descúbrelo por ti mismo. ¡Ten los pañuelos a mano!