Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Carta a los Reyes Magos de un perro abandonado: ''solo deseo una familia que me quiera''

perro reyes magos dog-happy

Este perro acaba de ser coronado con todo el amor del mundo

© Shutterstock

En el día más especial del año toca rescatar unas palabras emotivas, de esas que hacen saltar las lágrimas, para concienciar a la sociedad sobre la adopción puesto que el objetivo de Wamiz para este 2020 (que coincide con nuestros deseos a los Reyes Magos de Oriente) es que todos los perros del mundo encuentren el hogar que merecen. 

¡Felices Reyes! ?

Por Vanessa Parapar , 6 ene. 2020

Queridos Reyes Magos, 

Este año he sido muy bueno y por esa razón; me atrevo a pedir algo muy especial para mi, aplicable también a todos los perros del mundo que -al igual que yo- han sido abandonados por sus familia. Solo deseo una familia que me quiera. ¿Tan difícil es? Parece que sí. ?

Muchas personas no son capaces de tomar conciencia sobre este problema que, desgraciadamente no desciende puesto que la gente no escucha mis gritos. Unos llantos desesperados que lanzo desde las instalaciones de la asociación en la que vivo a la espera de que ocurra un milagro. ¡Deseo que alguien se enamore de mi, me acoja en su regazo y me lleve a su casa por y para siempre. Nada más! ? 

He perdido la cuenta de los días que llevo aquí. He tratado, por todos los medios, de olvidar el traumático día en que mi amada familia dejó tirado en la carretera porque les suponía un problema. Fui un mero regalo de Navidad que compraron sin responsabilidad alguna y sin valorar lo que suponía compartir la vida con alguien como yo.

Ellos nunca supieron lo que significa compartir su vida con un perro. Ellos jamás se dieron cuenta de que un peludo como yo cambiaría su vida (ítem válido para ser adoptado un día de Reyes como hoy). Ellos actuaron desbordados por la situación (o eso quiero pensar) y me abandonaron sin mirar atrás. ¡Qué triste! ¿Verdad?

No les guardo rencor alguno puesto que durante unos meses fueron el centro de mi vida y el motor de mi existencia -y sé que yo fui el suyo-. Pero hoy me confieso ante vosotros, mis queridos Majestades, me rompieron el corazón en mil pedazos puesto que siempre vi desde la barrera el grave problema del abandono animal y jamás pensé que me ocurriría a mi. ¡Qué equivocado estuve! 

perro abandonado perrera

Por lo tanto, solo quiero pedir que este tipo de situaciones dejen de producirse y que la gente reflexione de lo que supone tener un perro. No somos cosas, no somos juguetes, no somos regalos. Sin embargo... ¡queda mucho trabajo por hacer ante este sujeto! ??

Las cifras ponen los pelos de punta

Quizás nadie se ha atrevido a hablar de este tema con ustedes puesto que en España el abandono animal está tan de moda que se pueden contar por centenas las personas que pasan olímpicamente de los sentimientos que tienen los perros como yo.

Sin ir más lejos, quiero compartir con sus Majestades unos números que deberían sonrojar a todos y cada uno de los españoles que no hacen nada por parar el fenómeno del que hablaba alto y claro Pérez-Reverte, al parecer; los perros somos considerados como juguetes navideños que muchos abandonan en vacaciones sin remordimiento alguno. ¡Queridos Reyes Magos, ayudarme a cambiar esta tendencia al alza! 

Lamentablemente, esto no me lo estoy inventando. Según un estudio de la Fundación Affinity sobre abandono de perros y gatos en España, en el año 2018 se abandonaron en albergues 104.688 perros y 33.719 gatos. Una cifra que, por desgracia, no ha variado demasiado en 2019.

Amados Melchor, Gaspar y Baltasar tenéis que ayudarme a terminar con esta situación. ¿Cómo podemos afrontar esta cruda realidad? ¿Qué os parece si comenzamos por regalarme una familia que me quiera? Y tras este deseo... el siguiente: ¡lanzar un mensaje para que la gente deje de comprar animales y opte, de una vez por todas, por la adopción

Estoy seguro que vosotros conocéis la historia de miles de perros que, al igual que yo, viven en el olvido tras los 'barrotes' de una perrera y están dispuestos a dar amor de manera incondicional sin pedir nada a cambio. A todos nosotros, debéis ayudarnos. 

P.D. Al lado de mi comedero os he dejado un trozo de roscón de reyes, un poquito de licor y agua para vuestros queridos camellos.