Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

La gente quería divertirse y el pastor belga lo pagó caro

pastor belga

El pastor belga sufrió las graves consecuencias de las fiestas de fin de año

© Shutterstock

Lo que comenzó como una celebración para despedir el año viejo... terminó en un drama que le costó muy caro al pastor belga de esta familia alemana. 

Por Vanessa Parapar , 9 ene. 2020

Mientras que muchas personas brindaban por el nuevo año en Alemania, la familia de Tomi de Wolmirstedt vivió uno de los momentos más tristes de su vida. Su perro, un bello pastor belga, pagó muy caro las consecuencias que tienen los fuegos artificiales y los petardos en los animales. 

El estruendo que acompañó a los festejos alemanes marcó un antes y un después en la vida del peludo que, desgraciadamente, no entró con buena pata en los ''felices años 20''. Una historia dramática que rescatamos para concienciar a nuestros lectores sobre el trauma que causan los fuegos artificiales y los petardos en nuestras mascotas -y en el seno de sus familias-.

Lo que muchas veces comienza como una forma inofensiva de diversión puede acabar con la vida de un perro. Así lo ha relatado en Facebook el dueño del perro 😢😢

 

Seit ein paar Tagen wohnt Tomi im Tierheim Wolmirstedt. Tomi ist ein "Belgischer Schäferhund Mix" und ist am 20.02.2011...

Posted by Tierschutzverein Wolmirstedt on Tuesday, April 17, 2018


El pastor belga que nos incita (lamentablemente) a pensar en este tema estaba tranquilamente mirando al horizonte en la azotea del edificio en el que vivía cuando, de repente, sonó un petardo. Acto seguido y presa del pánico, el can saltó sobre el techo de casa contigua con el objetivo de escapar de ese sonido estremecedor. 

Tomi, su papá humano, intentó por todos los medios sujetarlo para que su can no cayese al vacío pero... ¡no lo consiguió! El impacto que sufrió el perro cuando cayó de golpe le ocasionó una lesión letal: rotura de la columna vertebral. Ni su dueño ni los propios vecinos (que escucharon el desesperado rasguño de las garras en las tejas del techo) pudieron hacer nada por salvarle la vida. 😢😢

Tomar conciencia es importante

Cuando el veterinario llegó al lugar de los hechos solo pudo aliviar el sufrimiento del pastor belga, según relató su amo en las redes sociales bajo una premisa de concienciación a la que el equipo de Wamiz España se suma. Stop petardos, stop fuegos artificiales. ¡Este es nuestro hashtag: #MejorSinPetardos!

Desde aquí alzamos la voz para cambiar las cosas. Lanzamos un grito desesperado que termine con la regulación de esta onda expansiva a través de una ley que prohíba esta práctica. Ahora ya sabes lo que supone para la salud de tu perro ese ruido. 

Recuerda que ningún animal está libre de pagar un alto precio por un acto, a priori, inofensivo. Entre todos tenemos que hacer algo para terminar con la mala praxis de los fuegos artificiales y los petardos.