Ahora en Wamiz :

Publicidad

Un maquinista escucha el ruido más triste de su vida: saca su lámpara y se queda paralizado

tren maquinista vias cat-wow

El maquinista de este tren escuchó un ruido que le dejó sin habla

© Shutterstock

El maquinista de nuestra historia se ha convertido en todo un héroe gracias a una actuación estelar propiciada por un ruido estremecedor. ¿De qué se trataba?

Por Vanessa Parapar

Publicado el 9/1/20 9:02

Brad Slater era un mero conductor de trenes de la Compañía Nacional de Ferrocarriles de Canadá al que le cambió la vida en cuestión de minutos gracias a un acto heroico que lo catapultó a la fama. 

Un magnífico rescate

Brad comenzaba su jornada laboral de la manera más normal del mundo, tal y como hacía todo los días. El maquinista tenía prevista una ruta que conocía al dedillo, la que transportaba a los pasajeros de Wainwright a Edmonton. Hasta ahí todo bien. Pero de un momento a otro todo cambió. Debido a las altas temperaturas de la zona, los termómetros marcaban 40 grados, Brad tuvo que parar las máquinas del tren para comprobar que no había problema alguno. 

Mientras el maquinista estaba dando su vuelta de reconocimiento escuchó un ruido que le puso la piel de gallina. ¿De qué podía tratarse exactamente? Era un grito estremecedor que le incitó a pensar que allí había una persona atropellada. Acto seguido y con un mal presentimiento sobre sus espaldas, Brad sacó su linterna para investigar mejor sobre el asunto.

Perturbado por esos gritos horribles que no cesaban, el maquinista pidió ayuda a uno de sus compañeros. Juntos pudieron esclarecer el suceso: ¡cerca del motor había un gato que pedía ayuda de manera desesperada, tal y como ocurrió con el minino bloqueado en un edificio en obras

Sin pensarlo demasiado, los dos hombres sacaron rápidamente al gato de debajo del tren, lo envolvieron en una camiseta para intentar calentarlo (el pobrecito estaba muerto de frío) y le dieron agua y comida. El animalito tenía miedo y estaba herido. 

Fue un milagro

Brad hizo gala de su buen corazón y decidió llevar al gato a su casa para que pudiera descansar y recuperar fuerzas. Al día siguiente de este inesperado rescate, el maquinista acompañó al gato al veterinario donde se enteró de que el animal no estaba solo en el mundo, ¡tenía una familia que lo buscaba bajo el nombre de Tigre! 

Gracias a un mensaje que Brad compartió en sus redes sociales; los papás humanos del gatito pudieron encontrarlo. ¡Un adorable final para una historia que empezó con mal pie!