Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Atropellan a un gato en Granada: cuando van al veterinario descubren una terrible verdad

gato disparo bala medula granada cat-angry

Así encontraron al gato, con las patas arrastrando

© Facebook

Encontraron a este gato salvaje de 11 meses de edad arrastrando las patas traseras. Al ver la radiografía en la consulta veterinaria salió a relucir la verdadera causa de su dolencia.

Por Lola Duarte , 14 ene. 2020

Carmina y José, dos voluntarios de la Asociación Por Patas, vieron un aviso en las redes sociales sobre un minino. Tenían localizado por una zona de Granada, cercana al Hotel Abades, a un gato atropellado que prácticamente no podía caminar. Acudieron a su auxilio y le llevaron de inmediato al veterinario donde, al hacerle la radiografía se descubrió la verdad: el gato había sufrido un disparo.

El gato no fue atropellado, sufrió un disparo

“Cogimos nuestro equipo de rescate –una jaula trampa, transportín, latitas de comida, guantes gruesos, entre otros – y nos desplazamos en el coche a por él”. Estos dos voluntarios de Por Patas no tardaron mucho en encontrar al gato de 11 meses de edad. “Estaba entre un armario de telecomunicaciones y una verja, casi encajado, sin espacio para moverse”.

gato disparo granada rescatado
El gato salió al final de ese pasillo arrastrándose.
©Jose, Por Patas

 

Sacarlo de allí fue complicado porque, además del estrecho espacio, Abad es un gato salvaje que encima estaba asustado. Combinación de ingredientes para que estuviera a la defensiva. “Al meter la cabeza en la verja, se coló en un pequeño recinto que hay justo detrás”, cuenta Carmina. Ella se puso a un lado y José a otro, “intentando la mejor técnica para no hacerle daño en las patas”

Tras varios intentos, al fin lograron sacarlo de allí. “Le tapamos con una manta, conseguimos cogerlo por el cuello y llevarlo en un transportín”. Rápidamente se desplazaron al veterinario donde comenzaron a hacerle pruebas. La radiografía que le realizaron en consulta fue reveladora: el gato tenía un balín en plena médula

 

ABAD, UN CALLEJERITO QUE NOS HA ENCOGIDO EL CORAZÓN ? Anoche un voluntario recibió un aviso sobre un gatete al que...

Posted by Asociación Por Patas on Monday, January 13, 2020

El disparo secciona la médula

“No sabemos el tiempo que lleva con él ahí, pero la cantidad de caca que acumulaba en el intestino, casi paralizado, y la vejiga bastante llena son indicativos de que han pasado días, explica Carmina. Este lunes 13 de enero, un día después de su rescate, intentaron operarle para remediar la situación, sin embargo es más complejo de lo que parece. 

“La cirugía requiere mucha precisión y ahora mismo los daños que se le pueden causar al quitarle la bala pueden ser tan grandes como los que ya tiene", lamentan estos dos voluntarios. El pequeño Abad está muy débil ahora mismo y los profesionales prefirieron tenerlo anoche en observación. “A ver si al bajar la inflamación se viera alguna luz de esperanza, sensibilidad en las patitas, o que la médula no esté completamente seccionada

Abad con tan solo 11 meses de vida ya conoce la crueldad del ser humano. ¿Quién puede hacerle esto a un animal y, además, dejarlo así, sufriendo?