Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

Gato con mocos: ¡lo que el veterinario le saca de la nariz da náuseas!

gato veterinario nariz

Para el veterinario, la operación fue impresionante

© Shutterstock

A priori, el lindo gatito padecía una secreción nasal. Pero cuando el veterinario lo examinó, tuvo que operarlo de urgencia para sacarle algo muy feo de la nariz. 

Por Vanessa Parapar , 22 ene. 2020

Un veterinario de Carolina del Norte (Estados Unidos) se quedó de piedra tras operar a un hermoso gatito en su consulta. La dueña del animal lo llevó al doctor para que este tratara la secreción nasal (mocos) de su gato. Sin embargo, cuando el veterinario examinó al felino... ¡comenzó una verdadera pesadilla para todos!

El gato fue examinado en el hospital veterinario Animal Care East (Winterville) y fue allí donde el doctor que estaba intentando curarle se llevó las manos a la cabeza

El minino llevaba días malito debido a los mocos que le colgaban de su nariz y no le dejaban respirar bien. Síntomas claros de la gripe en gatos, pero ¡cuando el doctor examinó en profundidad al animal se dio cuenta de la cruda realidad!

Un parásito XXL

Con las pinzas en la mano, el veterinario explicó a la dueña del gatito (que estaba muerta de miedo) que su mascota tenía metido en la nariz un parásito de tamaño XXL que había que extraer de inmediato. 😱😱

 Fue esta larva, llamada cuterebra, la que causaba el goteo nasal al minino, según palabras del doctor.

Tras haberle sacado la enorme larva de la nariz, al veterinario le faltó tiempo de examinar en profundidad al gatito para descartar la posibilidad de que el parásito hubiese hecho mella en la salud del tierno felino. 

A día de hoy (ya han pasado ocho semanas del suceso), el gatito va bien. Aunque la dueña y el veterinario aún están traumatizados con el caso puesto que el parásito era demasiado grande y la operación fue de riesgo ya que el doctor tuvo que hacer gala de su buen pulso, el más mínimo error podía haberle costado la vida al gato. Si el parásito llega a explotar dentro de la nariz del animal, este correría el riesgo de sufrir diversas infecciones y reacciones alérgicas que cambiarían su vida para siempre. 

Por suerte y tal como aseguró el veterinario al diario The Mirror, todo salió a pedir de boca aunque -a simple vista- el gusano le causó náuseas. 

Atención: este vídeo puede herir tu sensibilidad