Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Sube al tren con su perro guía y unos pasajeros terminan por hacerle llorar

ciego y perro guía dog-angry

Amit y Kika

© Twitter

Viajar en el transporte público en hora punta no es plato de buen gusto y puede ser causa de estrés para muchos. Sin embargo, no por ello hay que perder la educación, la humanidad y la solidaridad. 

Por Cristina Ridao , 12 feb. 2020

 

Para mucha gente el transporte común puede ser estresante y el estrés tiene todo tipo de efectos secundarios sobre la salud. Estamos de acuerdo. Hay quién siente impotencia porque está atascado en el tren o en la carretera y no hay nada que se pueda hacer. También. Pero la cuestión es: ¿es el estrés causa sufienciente para perder la educación y la solidaridad?

Una historia para reflexionar

Hace cinco años, Amit Patel tuvo que abandonar su carrera como doctor tras sufrir una hemorragia y perder la vista. Fue entonces cuando conoció a su perra guía Kika y se convirtieron en un binomio inseparable.

Un día cualquiera, Amit cogió el tren de Londres en dirección a Waterloo East con su perrita guía. Cuando el joven subió al vagón, indicó a Kika que buscara un asiento libre o pidiese a alguien que se levantara. Pero ese día nadie se levantó.

Nadie le cedió su asiento

A pesar de haber una sección designada para discapacitados, los pasajeros se negaron a ceder su asiento a Amit. Esto significaba que Amit tenía que mantenerse junto a las puertas del tren durante los 25 minutos de trayecto. Como no pudo encontrar una barra para agarrarse, estuvo apunto de caerse en varias ocasiones.
 

¿Sabes que puedes adoptar un perro guía jubilado? ¡Te contamos cómo!

Una perrita muy aplicada

El viaje tampoco fue fácil para Kika.

Como el suelo del tren estaba demasiado húmedo para que se acostara, Kika se vio obligada a mantener el equilibrio sobre sus patas traseras y fue pisada varias veces.

"La gente no se da cuenta de lo duro que Kika tiene que trabajar... si no puede concentrarse porque no puede tumbarse, entonces no puede mantenerme a salvo", dijo Amit a The Evening Standard.

Después de que Amit tuiteó sobre su terrible experiencia, la compañía de trenes se disculpó y dijo que instalaría una señalización de asiento prioritaria más clara.