Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Gato se sube en el robot aspiradora y aprovecha para atacar al pitbull gigante (Vídeo)

gato en robot ataca a pitbull dog-cat-happy

Max, el gato Roomba, ataca a Arthur, el pitbull de la familia

© YouTube | TexasGirly1979

La convivencia de nuestras mascotas con las nuevas tecnologías del hogar propicia escenas que son dignas de recordar... ¡para partirte de la risa!

Por José Manuel Cano

Publicado el 17/2/20 18:41

Max, el gato 'Roomba'

La llegada de las nuevas tecnologías al hogar ha cambiado la vida a las personas... ¡y también a nuestras mascotas! Merece un tema aparte saber cómo se comportan nuestros perros y gatos con determinados artilugios modernos que nos hacen la vida más fácil, sobre todo cuando se trata de limpiar la casa. Es el caso de los robots aspiradores. 

Los dueños de mascotas cada vez se decantan más por estas nuevas aspiradoras que hacen el trabajo sucio cuando no estamos en casa. Basta con programarlas a una hora determinada o simplemente ordenarles que hagan sus tareas a través del teléfono móvil. Es una bendición volver y comprobar que el robot ha hecho su función aspirando toda la suciedad, especialmente los pelos de nuestras mascotas, tan molestos en muchas ocasiones. 

Sin embargo, la pregunta es... ¿qué piensan nuestras mascotas de estos robots? Ya sabemos que a los perros no les gusta nada la aspiradora. Las observan con recelo incluso cuando están en modo 'reposo' y no terminan de entender por qué de repente ese 'bicho redondo' comienza a andar por toda la casa, por lo que se mantienen alerta y a la expectativa hasta que vuelve a su base. 

La muda de pelo de tu perro: las claves para no volverte loco

Quizás por eso tendrás que reírte con este gato llamado Max. Lo suyo no es normal. A él le encanta su 'Roomba' y cada vez que se pone a trabajar aprovecha para montarse encima. Le gusta dar paseos por la casa y además se siente más respetado porque su hermano Arthur, un pitbull, se mantiene a raya cuando está a lomos de su robot.

Educado y socializado, el pitbull puede convivir con felinos perfectamente siempre y cuando se vigilen sus encuentros y el gato disponga de lugares en alto para refugiarse

Lo más gracioso es que este felino encima es un jugador nato ya que no pierde la oportunidad de 'chinchar' al perro cuando está subido en el robot. No te pierdas el vídeo porque vas a alucinar con la poca vergüenza de este gato, que incluso le suelta algún que otro 'manotazo' al inmenso pitbull desde su particular 'trono de hierro'. 

Y no son los perros de raza pitbull los únicos que "sufren" los juegos de los felinos más traviesos. Este dóberman, por ejemplo, se lleva también algún que otro zarpazo. Eso sí, mientras que no saquen las uñas no hay peligro ?.