Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Su pastor alemán le da golpes en el pecho: descubre por qué poco después

pastores alemanes dog-wow
© Shutterstock

En ocasiones, nuestros propios perros pueden llegar a sorprendernos. 

Por Vanessa Parapar , 22 feb. 2020

 

Linda Munkley es una mujer que vive felizmente en el Reino Unido junto a su hermosa manada de pastores alemanes. La mujer presume de ser la mamá humana de cuatro bellos canes por los que daría su vida. Sin embargo, lo que nunca se le pasó por la cabeza a esta inglesa es que sus perros serían capaces de hacer lo mismo por ella. 

Un ataque extraño

De un día para otro, los pastores alemanes de Linda cambiaron radicalmente de comportamiento. Totalmente por sorpresa y sin previo aviso, los perros se lanzaron contra el pecho de su mamá y daban golpes de manera reiterada contra sus senos, así ha trascendido en algunos medios de comuniación online.

Muerta de miedo por los extraños gestos de sus perros, la mujer decide hacerse una autoexploración de sus pechos para comprobar que todo estaba bien. Tras respirar y tomarse su tiempo para realizar las comprobaciones pertinentes, Linda no notó nada raro en sus senos. 

En ese momento; la mujer pudo tranquilizarse aunque su alegría no le duró demasiado puesto que sus enormes pastores alemanes no cesaron de dar golpes contra su escote durante dos intensos meses.

La mala noticia

Finalmente, Linda descubre que el comportamiento de sus perros estaba ligado a un grave problema de salud. Sus pastores alemanes querían decirle algo muy importante: intuían, a través de su olfato, que mamá tenía cáncer y querían avisarla. Su médico, tras hacerle la mamografía y las pruebas correspondientes, fue el encargado de decirle a Linda que tenía un tumor agresivo en uno de sus pechos.

Los perros tienen un olfato más desarrollado que los humanos. Ellos son capaces de sentir cosas que nosotros no llegamos a apreciar.

Los pastores alemanes no se separaron de su lado

Durante toda la quimioterapia, los perros de Linda estuvieron a su vera. No se separaron de su mamá ni un segundo. La camada al completo estuvo al pie del cañón desde el primer día de tratamiento hasta el último. 

Visto lo visto, nadie duda que los perros de Linda fueron los encargados de salvarle la vida gracias a su olfato, tal y como le ocurrió a esta otra mujer. Una actuación que merece que nos quitemos el sombrero (de nuevo) ante nuestros mejores amigos de cuatro patas, los mismos que no pararán hasta vernos sanos y salvos.