Ahora en Wamiz :

Publicidad

Pensaba que tenía un gato enredado en su pelo pero... ¡cometió un grave error!

animal enredado en el pelo cat-wow

Presa del pánico; la mujer enloqueció cuando vio al animal

© Youtube

La protagonista de nuestra historia tenía algo muy 'especial' escondido en su cabeza. ¿Qué será? ??

Por Vanessa Parapar

Publicado el 3/3/20 13:29

Un pequeño animal se refugiaba entre sus cabellos. ¿Un pájaro, un lindo gatito, un ratón...? Todas las opciones podrían haber sido válidas para esta mujer de Terrytown (Luisiana) que enloqueció cuando sintió que una criatura extraña anidaba en su cabeza. 

Descubre de qué raza es el gato que se ha enredado en tu vida

Esta historia lleva trayendo cola desde marzo de 2018. Fecha en la que se grabó en vídeo un instante que marcó un antes y un después en la vida de la protagonista de este terrorífico cuento. Una mujer americana sintió que tenía algo en la cabeza y ¡ese algo era una ardilla que había decidido instalarse cómodamente entre sus largos y hermosos cabellos! ??

Presa del pánico

Aterrorizada; la mujer es consciente que un animal se esconde en su cabellera y, sin perder un segundo, grita como loca para que alguien la ayude. Rápidamente, otra mujer llega al lugar de los hechos con unas tijeras pidiéndole que se acueste en el suelo y que no se mueva.

Objetivo: quitarle la tierna ardillita de su pelo sin hacerle daño a ninguna de las dos. 

Sin embargo, lo que no sabían estas mujeres es que alguien estaba grabando la escena, que se volvió viral en cuestión de minutos. Tanto que años después seguimos recordándola.

La 'operación ardilla' no resultó tan sencilla como esperaban y otra mujer tuvo que hacerse cargo del rescate a través de la vía telefónica para que la mujer que estaba realizando la intervención la finalizase con éxito. 

Finalmente y tras sufrir ciertos instantes de pánico, la pequeña ardilla fue retirada de su recién estrenada morada mientras que la dueña de los cabellos (donde ella había decidido habitar) no pudo hacer otra cosa que cogerla entre sus manos contemplándola con todo el cariño del mundo. 

Acto seguido, la mujer condujo al bello animal hasta un jardín para dejarlo en libertad. Un punto y final para un cuento tan adorable como tierno que terminó de la mejor manera posible.