Ahora en Wamiz :

Publicidad

Deja a su Cavalier King Charles dentro del coche y alguien sin corazón lo secuestra

Cavalier King Charles secuestrado dog-wow

Cavalier King Charles esperando a su dueño dentro de un coche

© Shutterstock

El perro no se quedó solo mucho tiempo, pero esos minutos bastaron para cambiar su vida para siempre.

Por Vanessa Parapar

Publicado el 5/3/20 13:51, Actualizado el 6/3/20 12:23

 

Importante: si dejas a tu perro dentro de un vehículo, aunque sea un ratito, el animal sufrirá consecuencias muy graves. A los hechos nos remitimos.  

Dave Ford vive en San Francisco (Estados Unidos). Hace algunos días, el hombre necesitaba salir a hacer algunas compras y no le apetecía dejar sola a su perra, Holly, mientras se iba de compras. Por lo tanto, Dave tuvo la ‘brillante’ idea de llevar consigo a su adorada Cavalier King Charles para dejarla encerrada dentro del coche mientras hacía los recados. ¡Menudo error! 

Ladrón de guante blanco

Algunos minutos después, Dave volvió al coche y ¡comenzó su peor pesadilla! Las ventanillas de su vehículo estaban rotas y su amada Holly había desaparecido.

Muerto de miedo, Dave necesitó de unos segundos para darse cuenta de la tremenda situación que estaba viviendo. Su perrita no estaba y él, totalmente desesperado, no sabía qué hacer para recuperarla.

Sin embargo, su crisis no duró mucho tiempo. Dave sacó las fuerzas necesarias para mover cielo y tierra e intentar recuperar a Holly.

La buscó sin cesar durante horas y empapeló la ciudad con carteles con la cara de su mejor amiga, Holly.

Una llamada cambió su destino

Tras pasar toda la noche sin dormir pensando en dónde estará su amada Cavalier King Charles, Dave recibió una llamada de teléfono que cambió su vida y, consecuentemente, la de Holly. ¡Su perra había sido secuestrada y la persona que la había robado pedía un suculento rescate! El secuestrador reclamó a Dave 1.000 dólares (890 euros aproximadamente) si quería volver a ver a adorada perra.

El papá humano de Holly no se lo pensó demasiado. Le entregó al hombre la suma demandada y recuperó a su perrita.

Esperamos que esta triste ‘hazaña’ le sirva a Dave (así como al resto de propietarios) de lección. No debemos dejar a nuestras mascotas solas dentro de un coche porque alguien puede robarlas, secuestrarlas o -lo que es peor- nuestros animales pueden morir en cuestión de segundos.