Ahora en Wamiz :

Publicidad

Tras decirle adiós a su mejor amigo, comprueba que el destino le había reservado una grata sorpresa

ardilla visita casa mujer dog-wow

Michelle recibió una singular visita al regresar abatida a su casa 

© Shutterstock

La protagonista de esta historia acababa de vivir una de las peores experiencias de su vida; eutanasiar a su adorado compañero, un perro de 13 años. Una decisión muy difícil de tomar...

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 18/3/20 16:09

Todo el que ha pasado por la dolorosa experiencia de tener que decidir cuál es el último momento de un compañero animal sabe cuánto se sufre. Michelle Burleson venía absolutamente abatida del veterinario tras haberse despedido para siempre de su perro.

Un amigo inesperado

Ella solo deseaba llegar a casa para derrumbarse. De repente, escuchó varios golpecitos al otro lado de la puerta. Sorprendida, decidió ir a ver quién era pero no encontró a nadie... Fue al bajar la cabeza cuando la vio, tenía ante sí una pequeña y simpática ardilla.

Lejos de tener miedo, el pequeño animalito se quedó fijamente mirándola. Michelle entonces tuvo tiempo de ir a la cocina a por un puñado de nueces y se las ofreció para que se las comiera.

Pero la historia no terminó ahí...

Unas horas después, aquella misma tarde, la ardilla regresó a casa de Michelle. Fue el principio de una rutina en la que el roedor venía dos veces al día para que la mujer le ofreciera un pequeño refrigerio.

Cada vez más familiarizada con ella, Michelle decidió bautizar a su diminuta amiga como Stymie. Y, conforme pasaban los días, la ardilla tenía más y más confianza.

Stymie indudablemente la ayudó a hacer más llevadera la añoranza del amigo can de Michelle. Con el tiempo la mujer fundó Budgie Lou Brew Coffe & Co, una empresa solidaria dedicada al café y cuyos beneficios van destinados al rescate y guarda de perros ancianos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Michelle Burleson (@michelleburleson) on

Una nueva vida

Desafortunadamente, para fundar la compañía, Michelle tuvo que separarse de todo lo que tenía, incluida su casa. Esto conllevó su despedida de Stymie, que fue muy difícil y emotiva. Pero una cosa es seguro, aquella pequeña ardilla ayudó a cambiar la vida de la mujer para siempre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Michelle Burleson (@michelleburleson) on

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Michelle Burleson (@michelleburleson) on