Ahora en Wamiz :

Publicidad

Día Mundial de la Poesía: de Neruda a Borges, los mejores poemas dedicados a un gato

gato leyendo poesia cat-happy

¡Vamos a leerle unos poemas al gato!

© Shutterstock

Es el Día Mundial de la Poesía y no existe mejor forma de conmemorarlo que leyendo los mejores poemas dedicados a un gato a tu querido minino. Repasamos desde los versos de Neruda hasta los de Borges... ¡para volver a enamorarse en tiempos de melancolía! ❤

Por Jade del Arco

Publicado el 21/3/20 10:48

El 21 de marzo se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Poesía, una fecha declarada por la UNESCO en el año 1999, con el objetivo de promover este género literario. ¡Nos encanta! 

En Wamiz, como no podía ser de otra manera, lo queremos celebrar de una forma muy peluda. Con los poemas y libros de poemas más populares dedicados a un gatito. Ya te recomendamos recientemente leerle a tu minino “Gato Negro”, de Edgar Allan Poe, para que se os hagan más llevaderos estos días de confinamiento. 

Pero además de esta obra, hay otras dedicadas a los seres que dominarán el mundo (los gatos) en forma de libros y versos . Si no los conoces, ¡te los enseñamos! 

gato bajo un libro
¿Me lees un poema, humano?  ©Shutterstock

Los mejores poemas y libros dedicados a un gato 

1. "Oda al gato", de Pablo Neruda

Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.
El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.
El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.
No hay unidad
como él,
no tienen
la luna ni la flor
tal contextura:
es una sola cosa
como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su contorno
firme y sutil es como
la línea de la proa de una nave.
Sus ojos amarillos
dejaron una sola
ranura
para echar las monedas de la noche.
Oh pequeño
emperador sin orbe,
conquistador sin patria,
mínimo tigre de salón, nupcial
sultán del cielo
de las tejas eróticas,
el viento del amor
en la intemperie
reclamas
cuando pasas
y posas
cuatro pies delicados
en el suelo,
oliendo,
desconfiando
de todo lo terrestre,
porque todo
es inmundo
para el inmaculado pie del gato.
Oh fiera independiente
de la casa, arrogante
vestigio de la noche,
perezoso, gimnástico
y ajeno,
profundísimo gato,
policía secreta
de las habitaciones,
insignia
de un
desaparecido terciopelo,
seguramente no hay
enigma
en tu manera,
tal vez no eres misterio,
todo el mundo te sabe y perteneces
al habitante menos misterioso,
tal vez todos lo creen,
todos se creen dueños,
propietarios, tíos
de gatos, compañeros,
colegas,
discípulos o amigos
de su gato.
Yo no.
Yo no suscribo.
Yo no conozco al gato.
Todo lo sé, la vida y su archipiélago,
el mar y la ciudad incalculable,
la botánica,
el gineceo con sus extravíos,
el por y el menos de la matemática,
los embudos volcánicos del mundo,
la cáscara irreal del cocodrilo,
la bondad ignorada del bombero,
el atavismo azul del sacerdote,
pero no puedo descifrar un gato.
Mi razón resbaló en su indiferencia,
sus ojos tienen números de oro.

2. "El gato", de Charles Baudelaire

Ven, bello gato, a mi amoroso pecho;
Retén las uñas de tu pata,
Y deja que me hunda en tus ojos hermosos
Mezcla de ágata y metal.
Mientras mis dedos peinan suavemente
Tu cabeza y tu lomo elástico,
Mientras mi mano de placer se embriaga
Al palpar tu cuerpo eléctrico,
A mi señora creo ver. Su mirada
Como la tuya, amable bestia,
Profunda y fría, hiere cual dardo,
Y, de los pies a la cabeza,
Un sutil aire, un peligroso aroma,
Bogan en torno a su tostado cuerpo.

3. "Gato", de José Emilio Pacheco

Ven, acércate más.
Eres mi oportunidad
de acariciar al tigre
-y de citar a Baudelaire.

4. "A un gato", de Jorge Luis Borges

No son más silenciosos los espejos
ni más furtiva el alba aventurera;
eres, bajo la luna, esa pantera
que nos es dado divisar de lejos.
Por obra indescifrable de un decreto
divino, te buscamos vanamente;
más remoto que el Ganges y el poniente,
tuya es la soledad, tuyo el secreto.
Tu lomo condesciende a la morosa
caricia de mi mano. Has admitido,
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa.
En otro tiempo estás. Eres el dueño
de un ámbito cerrado como un sueño.

5. "Los poemas de Auhinulis y otros gatos", de Enrique Lihn y Rigas Kapattos  

poemas de gato portada
Poemas de gatos para adultos ©RLEditores 

Ambos poetas decidieron escribir este libro juntos, una auténtica prueba de amistad, como la que nos dan nuestros gatos, hilo conductor de los poemas de este libro, cada día. 

6. "El libro de los gatos habilidosos del viejo Possum", de T. S Eliot 

libro de gatos portada
En el tono más humorístico ©Editorial Pre Textos

Es un libro pensado para un público infantil, ya que fue un regalo de Eliot para los hijos de sus editores. El tema principal son los gatos, descritos, a través de poemas, en clave de humor. 

7. "El gran libro de los gatos", editorial Blackiebooks

gran libro de gatos portada
¡Qué edición tan bonita! ©Blackiebooks

Una compilación de relatos, ensayos y poemas de la literatura felina universal. Ilustrado por Alexander Reverdin y editado por Jorge de Cascante, se trata de una preciosa edición de la editorial Blackiebooks

8. "Poemas de animales", de Aquiles Nazoa

poemas de animales portada
Para los más peques de la casa ©sm 

Y, para que los más peques se inicien en la poesía (el libro es para niños de 3 tres y 5 años), y para que el resto de los animales también estén presentes en este día, “Poemas de animales” es nuestra última recomendación. ¡Feliz Día Mundial de la Poesía a todos/as!  

Si quieres seguir leyendo poesía para gatos, pincha aquí