Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Pastor Alemán protege a Schnauzer de un Dálmata y le enseña a comportarse en el parque (Vídeo)

El lenguaje universal canino encierra escenas de este tipo: el perro más veterano reprende al joven con una rápida reacción que deja al público estupefacto.

Por José Manuel Cano , 26 mar. 2020

Un día normal en un parque canino

Es un día cualquiera en un parque de perros. Ellos juegan e interaccionan sin más mientras sus dueños charlan sobre la última serie que están viendo o la mejor comida para sus amigos peludos. Todo parece transcurrir con normalidad. Sin embargo, si ponemos la lupa sobre ellos, nos damos cuenta de que los perros también dialogan entre sí. Lo hacen a su manera, pero solo basta con ser un poco observadores para darnos cuenta de que todas sus acciones encierran enseñanzas de vida, sobre todo entre los perros más veteranos.

Conocemos a Dante, un precioso Dálmata que tiene muchas ganas de jugar y conocer a sus semejantes, pero como ocurre en otras muchas facetas de la vida, los comienzos no siempre fueron fáciles. 

Primero se encuentra con Dale, una mezcla entre Akita y Pitbull que realmente impone y que rápidamente le pone en su sitio. No aguanta ni una. A la más mínima queja te va a hacer correr porque este tiene poca paciencia con los jóvenes. 

Después nos presentan a Doogie, un Schnauzer que llama constantemente la atención de otros perros, aunque parece que existe una disputa mayor y por el momento no le hacen mucho caso. Les vemos jugar revolcándose en la hierba y marcándose a su peculiar manera, pero de repente se produce un pequeño incidente: Dante y Doogie parece que han tenido un encontronazo y mucho se teme que pueda llegar a las manos...

El 'rey del parque' detiene la pelea

Justo en el momento más tenso... aparece en escena el indiscutible rey del parque: es un Pastor Alemán (no sabemos su nombre) que intercede en la pelea y le deja bien claro a Dante que ese no es el camino. Solo basta una 'amenaza', un golpe en seco, para que la disputa entre el Dálmata y el Schnauzer termine de inmediato. Es increíble saber que solo ha necesitado unas décimas segundos para detener el rifirrafe. Es el lenguaje universal canino.

El Pastor Alemán continúa en la escena todo el tiempo vigilando el comportamiento de Dante, y cuando este vuelve a sobrepasarse le vemos actuar de inmediato: carrera detrás advirtiéndole que no va a quitarle ojo de encima.

El vídeo ilustra a la perfección el comportamiento de los perros en un parque de una manera única porque muestra el elemento de auto-vigilancia que tienen nuestros amigos de cuatro patas cuando están rodeados de sus hermanos caninos.