Ahora en Wamiz :

Publicidad

Pastor alemán juega con un bebé con una delicadeza que parte el corazón (Vídeo)

pastor aleman y bebe dog-happy

El pastor alemán trata al pequeño con una delicadeza difícil de explicar

© YouTube @Badog Shop

El perro se convierte en el mejor 'canguro' posible para este bebé ya que le cuida y le entretiene a partes iguales. Estas imágenes seguro que te sacarán una sonrisa.

Por José Manuel Cano

Publicado el 3/4/20 13:25

El pastor alemán es un 'canguro' ideal

Recuperamos unas imágenes que nos llenan el corazón de alegría. Y es que son días en los que nos vemos obligados a pasar mucho tiempo en casa, por lo que descubrir estos ejemplos de convivencia entre nuestros pequeños y sus perros nos hace tremendamente felices y nos da pequeños motivos para recuperar la sonrisa. 

Para los niños pequeños, las semanas de confinamiento quedarán atrás sin que se produzca un leve recuerdo negativo. Ellos pasarán muchas horas en casa junto a sus padres y hermanos, y a buen seguro que tendrán la diversión asegurada si además comparten espacio con su perro. 

Es el caso de este bebé que hoy conocemos, que a buen seguro podrá seguir jugando con su Pastor Alemán, sin duda su mejor amigo y un experimentado 'canguro' a tenor del comportamiento que apreciamos en esta grabación casera filmada a comienzos del año 2018 y que tanto nos ha gustado. 

Máxima ternura con su bebé

Cansado de sus juguetes, el bebé decide que es hora de revolcarse un rato sobre la moqueta bajo la atenta mirada de su perro, que no le quita ojo de encima. Ambos están disfrutando de la situación y se nota, sobre todo cuando 'pugnan' por un pequeño pañuelo verde que el perro tiene entre sus dientes. 

Es entonces cuando apreciamos la extrema delicadeza del perro hacia el bebé. Y es que el pequeño intenta quitarle el pañuelo y el perro se lo impide -lógicamente tiene más fuerza-, pero lo hace con suma ternura, sin tirar bruscamente, como ofreciéndole otra oportunidad para seguir jugando. El bebé lo intenta y además se desternilla de risa. 

Finalmente, el pastor alemán le cede su 'juguete' para que el pequeño siga entretenido y cuando este vuelve a agitarlo para ofrecérselo, el perro acepta el reto y se lo arrebata de nuevo, pero siempre controlando la fuerza para no lastimar al pequeño. Es una cuestión de un respeto total.

Advertencia ⛔ A pesar de las adorables imágenes que acabas de ver, recordamos que nunca se debe dejar a un perro y a un niño solos sin la supervisión de un adulto. Si quieres más información al respecto, en este consejo encontrarás todos los tips para una convivencia perfecta entre ambos. Atentamente, el equipo de Wamiz.