Ahora en Wamiz :

Publicidad

Intenta enseñar a su pitbull a conducir su coche, pero el invento no sale nada bien

La policía de Seattle persigue a un vehículo que circula en zigzag a más de 160 kilómetros por hora. Cuando logran ponerse a su altura contemplan una escena que jamás olvidarán.

Por José Manuel Cano

Publicado el 8/4/20 11:04

Persecución por las carreteras de Seattle

La noticia que hoy nos llega resulta incluso difícil de imaginar. Nos trasladamos a Seattle, en el estado de Washington (Estados Unidos), y contemplamos una de esas típicas persecuciones a toda velocidad por las carreteras americanas. 

La policía persigue a un vehículo sospechoso después de haber recibido varias llamadas a lo largo del domingo 1 de marzo en el que varias personas alertaban de un coche que había golpeado a otros dos cerca de Seattle justo antes de darse a la fuga.

Heather Axtman, una de los policías locales que participaron en la operación, tenía constancia de que los servicios de emergencia habían recibido también varios informes sobre un automóvil que se movía en zigzag a unos 160-170 kilómetros por hora de una manera totalmente incoherente y peligrosa. Había que detener a ese vehículo.

¡Está conduciendo un perro!

La persecución se sucede durante unos minutos en los que todo termina con una sorpresa increíble. Al alcanzar la altura del vehículo en paralelo, los policías se sorprenden al descubrir que es un Pitbull el que se encuentra a los mandos del coche en el asiento del conductor. A su lado, de copiloto, un hombre se encarga de girar el volante y accionar los pedales.

Finalmente, el coche se detiene y la policía detiene al responsable, un ciudadano llamado Alberto Tito Alejandro, de 51 años, que admite que se encontraba bajo la influencia de las drogas y que su única intención era enseñar a conducir a su perro. El perro sale del vehículo con total tranquilidad y sin mostrar la más mínima agresividad. Inmediatamente es trasladado a un refugio. 

El detenido fue puesto bajo custodia policial engrosando la lista de casos más inverosímiles de la historia de la policía. Axtman, una oficial con más de diez años de experiencia, aseguró a la CNN que nunca había visto nada parecido

coche remolcado grua
Así quedó el coche tras la persecución más extraña de la historia  © AFP | Keith Leary | Patrulla Estatal de Washington
Recuerda: así deben viajar los perros en coche para evitar accidentes