Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Horror en Granada: dos casos muy graves de maltrato que pueden quedar impunes

caso maltrato animal granada dog-sad

Ambos perros encontraron a su ángel de la guarda en una protectora 

© Facebook Huellas Accitanas

Los voluntarios de la protectora Huellas Accitanas se han enfrentado a dos de los casos de maltrato animal más duros imaginables. Buscan a los culpables mientras uno de los protagonistas de la historia se debate entre la vida y la muerte...

⚠ Atención estas imágenes pueden dañar la sensibilidad del lector ⚠

Por Ismael G. Cabral , 25 abr. 2020

Una larga pesadilla

En cualquier refugio de España los voluntarios están curtidos en todo tipo de casos de maltrato. Sin embargo hay algunos que superan todas las peores expectativas.

Lidia, de la Protectora Huellas Accitanas (ubicada en Dólar, Granada), no podrá olvidar nunca el pasado 21 de abril. Uno tras otro, dos de los peores casos a los que se ha enfrentado nunca en el plazo de solo unas horas.

Warrior, tirado en una cuneta

Era por la mañana y volvía del refugio al pueblo cuando, de repente, en una cuneta al lado de la autovía, divisé lo que parecía un perro muerto”, rememora la voluntaria. Se bajó del coche para hacer la comprobación y descubrió que se equivocaba. El animal estaba agonizando, pero todavía respiraba.

Después de una laboriosa maniobra para subirlo al coche y con ayuda de otro voluntario el perro llegó de urgencia al veterinario (ubicado a 70 kilómetros). Allí cualquiera de las posibilidades que barajó Lidia sobre el estado de animal se disiparon convirtiéndose en la constatación del terror.

Brutalmente maltratado

Nos dijeron que había sido brutalmente maltratado; lo habían atado con una cuerda y había sido arrastrado por algún vehículo a motor”. A consecuencia de ello tenía toda su barriga en carne viva, también en ese estado se encontraba su zona genital. “Y una pata estaba perdida, a jirones; mientras que en la otra no tiene sensibilidad”, explica.

Aún hay más. Warrior (Guerrero en inglés), que así llamaron a este desdichado mestizo, entró en coma al poco de llegar a la clínica. Aunque, afortunadamente, despertó al día siguiente. Ha perdido un ojo y en su cabeza tiene un fortísimo traumatismo craneoencefálico del que tiene todavía que recuperarse. 

Vamos a tener que amputarle una pata y ver la posibilidad de adquirir una prótesis para él”, dice Lidia. “Nos impresionó muchísimo la mirada que tenía cuando lo rescatamos, el dolor que ha padecido es impensable y sus ojos impactan, es como si estuviera horrorizado”. 

maltrato animal huellas accitanas granada warrior
La mirada perdida de Warrior a causa del maltrato es escalofriante ©Huellas Accitanas

Brave, ahorcada y rescatada

Cuando Lidia regresaba a su casa mientras que Warrior se quedaba en la clínica, encontró a otro perro. En esta ocasión vagaba por las calles semidesiertas (a causa del estado de alarma decretado por el coronavirus) de Dólar.

Era una mastina, de paso renqueante, que llevaba una cuerda de plástico al cuello. Es posible que al intentar ser ahorcada el animal, por su gran peso, se cayera y comenzara a deambular desorientada. Ella está en una casa de acogida”, cuenta.

maltrato animal huellas accitanas mastin brave
Brave fue llevada al veterinario y se recupera de su sufrimiento en una casa de acogida ©Huellas Accitanas

Sin rastro de los culpables

Aunque ambos casos han sido denunciados, por el momento no hay pista alguna sobre las personas autoras de ambos casos de brutal maltrato. Por supuesto ninguno de los dos tienen microchip identificativo. “Leyes más duras” es lo que claman desde Huellas Accitanas. 

Ahora la protectora tiene que hacer frente a los enormes gastos veterinarios que supondrá salvar la vida a Warrior por lo que, desde Wamiz, te pedimos encarecidamente que, en la medida de tus posibilidades, les echemos una mano entre todos.

¡Ayuda a Warrior y Brave! Puedes hacerlo por PayPal (huellasaccitanas@gmail.com), teaming o ingresando en el número de cuenta: IBAN ES6620383531776000243201