EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Por qué tu gato actúa raro durante el confinamiento: los expertos responden

gato coronavirus comportamiento cat-serious

Analizamos el extraño comportamiento felino en los prolongados días de encierro

© Shutterstock

El encierro obligado al que se están viendo sometidas las personas para combatir la propagación del coronavirus está teniendo efectos 'secundarios' en muchos gatos. Se están notando cambios significativos en sus patrones de comportamiento y es por ello que conviene preguntar a los expertos para saber qué les sucede exactamente.

Por José Manuel Cano

Publicado el 2/5/20 11:32

Está ocurriendo en todo el mundo. ¿Has notado alguno de estos cambios en el comportamiento o en la personalidad de tu gato últimamente?

  • Excesivo cariño.
  • Roces o arañazos a utensilios y/o muebles que utilizas.
  • Exceso de aseo.
  • Demasiados bostezos.
  • Deslizamientos por zonas 'prohibidas' en las que puede haber comida.
  • Ocultaciones en zonas inesperadas.
  • Choques con paredes.
  • Sonidos extraños: silbidos, gruñidos, fuertes ronroneos...

M. Leanne Lilly, profesora de medicina veterinaria conductual de la Universidad Estatal de Ohio, nos tranquiliza explicando que tanto perros como gatos pueden notar las variaciones en las rutinas de la vida a consecuencia de una pandemia mundial, aunque ellos no sepan qué es el coronavirus: 

"Al igual que las personas, las mascotas pueden responder con una amplia variabilidad a cualquier cambio", asegura la experta.

De repente, el gato pierde esa independencia adquirida de pasar muchas horas completamente solo en un territorio conocido. La tendencia cambia con su dueño todo el día en casa durante un largo periodo de tiempo -muchos llevamos ya dos meses encerrados-, lo cual puede crear en el felino un doble efecto: 

  1. Placer por disfrutar de la compañía de su humano.
  2. Estrés por la interrupción de la rutina de cada gato.
También hay gatos que parecen ignorar el cambio o a los que simplemente no les importa o afecta.

Comportamientos de desplazamiento

Son los tics que las mascotas adoptan para hacer frente a los nuevos factores estresantes. Lo explica la profesora Lilly:

"En perros y gatos pueden presentarse comportamientos de montaje, estimulación, vocalización, rascarse o patrones como girar", subraya.

Los gatos, amantes del distanciamiento social, disfrutaban antes de la interacción humana más que todos los otros estímulos probados, incluidos los alimentos y juguetes.

Ahora, con una cuarentena prolongada, se tambalean sus horarios en el hogar. La solución la explica Lauren Finka, investigadora del comportamiento de los gatos en la Universidad de Nottingham Trent en Inglaterra: "Es realmente importante que, como propietarios, tratemos de mantener las rutinas diarias a las que nuestras mascotas están acostumbradas, y para garantizar que todavía tengan lugares tranquilos a los que puedan ir durante todo el día", afirma Finka.

gato coronavirus estresado

El contagio emocional

Ocurre más en perros que en gatos, pero diversos estudios demuestran que las señales de ansiedad o preocupación de las personas por una determinada situación (como una pandemia mundial) pueden ser percibidas por los gatos. Cuando estás estresado, los gatos se darán cuenta. 

Así lo explica Linka: "Su rutina normal se verá interrumpida, lo que puede causar ansiedad porque su sentido de previsibilidad y control puede verse desafiado".

¿Qué ocurrirá cuando regrese la 'vida normal'?

Es la gran pregunta. ¿Cómo llevarán nuestras mascotas el regreso a la normalidad y volver a estar separadas de sus dueños durante muchas horas? La respuesta es que no será fácil. Para la gran mayoría de los gatos, especialmente a los que sufran ansiedad por separación, la transición será muy complicada.

El mejor consejo para combatir esto lo aporta Fabricio Carballo, investigador de la cognición animal en la Universidad de El Salvador: "Podríamos recomendar que sea una transición más suave aumentando gradualmente el tiempo fuera de casa. También puede ser útil asegurarse de hacer más visitas a casa o que un cuidador de mascotas venga con más frecuencia durante el día".

Con paciencia y mucho amor, vamos a salir de esta.