EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Familia adopta a una perrita de 13 años enferma y casi sorda, pero la tienen que devolver al refugio

perra anciana enferma devuelta refugio dog-sad

Julie necesita una nueva oportunidad

© Facebook

Cuando parecía que Julie había logrado sentir el calor de un nuevo hogar, ocurrió algo inesperado. 

Por Rocío R. Gavira

Publicado el 30/4/20 10:51

Julie es una perra de caza que lleva desde el año 2017 en la protectora madrileña Perrukis Sierra Norte. Al ser una perra abuela y con importantes achaques la asociación sabía que sería difícil sacarla de allí. Pero hace pocos días una familia adoptaba a esta perrita de 13 años enferma y casi sorda. Sin embargo, la tuvieron que devolver al refugio.

La perra vuelve al refugio tras ser adoptada

“Una pareja contactó con nosotros y preguntaban por Julie. Estábamos convencidos de que cuando les contáramos […] que padece dos enfermedades crónicas (una de ellas grave), que sufre una ansiedad generalizada muy fuerte y se está quedando sorda, nos dirían que mejor buscaban a otro animal”, cuenta Perrukis Sierra Norte en Facebook. 

 

Julie: un año ya...

Posted by Perrikus Protectora on Friday, September 15, 2017

Lejos de eso, la protectora se llevó una gran sorpresa. “Querían darle la oportunidad de tener unos años de felicidad. La familia tiene otro perro de cierta edad, también rescatado de una situación penosa”. Y llenos de emoción el pasado día 26 anunciaban lo que parecía imposible: Julie había encontrado una familia. 

Ahora bien, hubo un factor con el que nadie contaba y la adopción ha durado poco. Dos días más tarde, Julie tuvo que volver a la que era su casa de acogida. “A pesar de que lleva más de tres años conviviendo con gatos, no ha aceptado a la gata de su nueva familia”, comunica la asociación. 

 

Julie vuelve con nosotros. A pesar de que lleva más de tres años conviviendo con gatos, no ha aceptado a la gata de su...

Posted by Perrikus Protectora on Tuesday, April 28, 2020

La familia adoptante estaba muy preocupada, no sabía qué hacer al respecto. “Tenían mucha ilusión con su llegada. Pero comprendemos sus temores a que Julie pueda hacerle daño a la gata y su responsabilidad de proteger a los suyos por encima de todo. Según relata Perrukis Sierra Norte; la familia se quedó muy afectada. 

Julie es una perra que ha sufrido mucho. Durante 9 años fue utilizada para cazar y sabemos las terribles prácticas usadas en España. El que era su dueño iba a sacrificarla cuando ya no le era útil, pero una chica de la protectora logró que se la cediera. Perrukis lleva años a cargo de ella. Y después de esta adopción truncada solo desean encontrarle el hogar que necesita. ¿Le echas una pata?