Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Pitbull abandonado en Nochevieja se niega a soltar su mantita

Camilla se quedaba inmóvil sobre tu manta

© Dallas DogRRR

La que consideraba su familia la dejó tirada nada más comenzar al año y su único consuelo era la mantita. 

Por Lola Duarte , 5 may. 2020

Se sabe que una de las épocas del año en las que abandonan a más perros y gatos es Navidad. Para algunos seres humanos les resulta… una molestia especialmente si se tienen que desplazar, como es el caso de esta perra. El pitbull fue abandonado en Nochevieja y, desde entonces, se niega a soltar su mantita

El pitbull no se separaba de su mantita

Todo ocurrió en Dallas, Estados Unidos, cuando la que consideraba su familia estaba de mudanza. Dejaron muchas cosas en la basura antes de marcharse del vecindario y resulta que entre ellas estaba también esta pitbull, a la que dejaron tirada en la calle junto a su mantita preferida de la que no se separa

Cuando Marina Tarashevska, cofundadora de la asociación Dallas DogRRR, dio con Camilla, que así llamaron a la perra, era un día lluvioso. El ingrediente que faltaba para que esa imagen de la pitbull sobre su manta partiera el alma a más de uno: seguramente la perrita pensó que su familia regresaría a por ella

pitbull calle abandonado
Camilla estaba todo el tiempo sobre su manta©Dallas DogRRR

Marina habló en aquel entonces, enero de 2019, con los vecinos y comprendió lo que había hecho la familia de Camilla. Así que ahora tocaba sacar a la perra de allí, tarea que no fue nada fácil. Cada vez que Marina se acercaba a la perra, esta huía. Y en cuanto se alejaba, la pitbull volvía a su mantita. 

Al final Marina optó por tirar de la manta hasta su propia casa y tras una hora de trabajo, lo logró. Camilla siguió el rastro de su mantita hasta el hogar de Marina. Una vez allí y con la perra más tranquila, su salvadora la llevó al refugio. Camilla estaba aterrorizada pero no mostraba una pizca de agresividad. Se dejaba tocar la cabeza, pero se agachaba y evitaba mirar a los ojos.

Marina también percibió que Camilla tenía heridas en el cuello y las orejas. El veterinario confirmó que las lesiones del cuello estaban provocadas por un collar clavado en su piel mientras que las de las orejas se las podrían haber hecho otros perros callejeros. 

Por suerte Camilla superó aquel infierno. La operaron de las heridas del cuello y se recuperó. Desde hace más de un año vive con una familia que la quiere mucho y con la que ha curado una de sus heridas más importantes: la del corazón