Ahora en Wamiz :

EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Encuentra un perro callejero y lo lleva a la comisaría: la policía le explica que ha cometido un gran error

Los hechos tuvieron lugar en Illinois, cuando un hombre se prensentó en la comisaría de policía con lo que podía parecer un cachorro de perro.

Por Cristina Ridao

Publicado el 11/5/20 7:40

Las apariencias engañan

En la primavera de 2018, un hombre apareció por la Comisaría de Policía de Bartlett, en el estado de Illinois, Estados Unidos. El individuo se presentó ante los policías con la intención de ayudar a un animal que había encontrado.

"Dijo que vio un perro vagando por la carretera mientras conducía", explicó el sargento Kyle Rybasky a la redacción de The Dodo; y continuó: "Lo subió a su coche y nos lo trajo para que nosotros lo trasladáramos a un refugio de la zona".

coyote bebé
El supuesto cachorro de perro era un coyote bebé © Policía de Bartlett

Esa era la idea. Sin embargo, cuando Rybaski y sus compañeros observaron al animal se dieron cuenta de que el hombre había cometido un tremendo error. El cachorro, que a primera vista parecía un perrito normal, presentaba unas patas y unas uñas anormalmente grandes para un cachorro.

Un perro que no era un perro

Los policía decidieron echar mano de Internet para buscar fotografías de cachorros de animales salvajes de la zona. Cuando vieron las fotos de los bebés coyotes ataron hilos. Efectivamente el cachorrito que el hombre trajo a la comisaría no era un cachorro de perro, si no de coyote.

Rybasky y su equipo tomaron la decisión de trasladar al bebé en un centro especializado, el Willowbrook Wildlife Center. Allí tenían los conocimientos necesarios para ocuparse a la perfección del animal.

El coyote era demasiado joven para sobrevivir sin una madre. En cuanto fuera autosuficiente, los cuidadores del centro de rescate lo devolverían a su hábitat natural.

La moraleja de esta historia es que, aunque la intención sea lo más noble posible, hay que estar muy seguros antes de sacar a un animal de su hábitat. Si se cree que la madre ha fallecido o ha dejado de lado a sus cachorros, hay que recurrir al consejo de un profesional.