Ahora en Wamiz :

Publicidad

Gatito completamente descuidado: 2 meses después está irreconocible

Cuando encontró a este gato callejero, el animal era la viva imagen de la miseria. Sin embargo, con mucha paciencia y mucho amor, la metamorfosis resultó sorprendente.

Por José Manuel Cano

Publicado el 20/5/20 13:34

Un gato en pésimas condiciones

Las más bellas historias de amor a veces tienen su inicio en los lugares más recónditos e inesperados. Un simple giro en los acontecimientos puede unir los caminos de dos seres quizás destinados a encontrarse, y aunque nunca se sabe dónde ni cuándo se producirá esta conexión, podemos dar buena fe de que sucede día tras día en todas las partes del mundo.

La historia que hoy traemos desborda magia a raudales. Como si de un cuento de hadas al más puro estilo Cenicienta se tratase, conoceremos a una 'patita fea' que se convirtió en la más bella princesa. La transformación de esta gata callejera encontrada en las calles de Los Ángeles te dejará absolutamente sin palabras. 

Una complicada operación de rescate

Esta historia comienza cuando una mujer llamada Molly Dotak se encontró a un gato enfermo y muy descuidado en Los Ángeles. Evidentemente, el animal era escurridizo con las personas, por lo que Molly necesitó varios días de insistencia y aplomo para poder atraparlo. A priori, se trataba de un gato en pésimas condiciones cuyas esperanzas de supervivencia eran complicadas. Se trataba de una hembra, por lo que esta mujer la bautizó como Nina.

Tras atraparla, esta mujer trasladó a la 'gatita fea' a una protectora animal de la zona, Stray-Cat-Alliance, donde afortunadamente pudieron salvarle la vida. Ahora ya solo quedaba encontrar al dueño perfecto para ella. 

Y así fue como apareció Rebecca Schneider, una mujer que se enamoró de la gatita y la adoptó nada más verla. Ella decidió cambiarle el nombre y llamarla Dinah, y lo cierto es que necesitó varios días para acostumbrarse a su nuevo hogar, pero desde entonces han vivido juntas un idilio precioso. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Dinah 🐾 (@littledinahmite) on

Una historia con final feliz

En apenas dos meses, la transformación de Dinah ha sido increíble. Basta con ver la cuenta personal que su dueña le creó en Instagram para comprobarlo. El secreto de su metamorfosis, según relata, mucho amor y caricias. Dinah se ha destacado como una gata que no solo es una cara bonita con esos preciosos ojos azules, también es extremadamente curiosa y valiente. Le encanta descubrir cosas nuevas, que le acaricien la barriga y jugar con sus dueños.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Dinah 🐾 (@littledinahmite) on

Si esta historia te ha despertado el deseo de ayudar a un gatito, descubre aquí nuestras mascotas en adopción