Ahora en Wamiz :

Publicidad

Entra en su edificio y descubre un comunicado de la propiedad que le saca de quicio

El cartel que ha dividido a los vecinos de un edificio en Francia pone en el punto de mira a los animales abandonados… ¡Menudo debate! 

Por Jade del Arco

Publicado el 26/5/20 13:28

El abandono animal nunca debería ser una opción… Pero, tristemente, en esta época estamos viendo como los animales son, más veces de las que nos gustaría, los grandes olvidados. Parece que en tiempos de coronavirus la solidaridad crece y decrece a partes iguales, y lo que pasó en este vecindario francés es un ejemplo de ello. 

La página de Facebook Upa 06 - Urgence pour un animal réseau de bénévoles se hizo eco de un comunicado que colocaron en el vestíbulo de un edificio en Le Cannet (Región de Provenza-Alpes-Costa Azul). Los vecinos se soprendieron al ver una nota en la puerta, pero más aún teniendo en cuenta el contenido del mensaje: 

"Prohibido dar alimentos a animales callejeros: perros, gatos, palomas y gaviotas", rezaba el comunicado.

Parece ser que el miedo a la transmisión del Covid-19 por parte de los animales -que no está demostrado, por cierto- podría haber provocado esta reacción de una parte del vecindario; ya que no todos se han mostrado unánimes ante este llamamiento. 

Multas y amenazas 

 

Beurk ! ūüėĶ Quelle honte ... ‚ė°‚ė° INTERDICTION dans cette copropriété de nourrir les animaux errants affamés svp !! IL...

Posted by Upa 06 - Urgence pour un animal réseau de bénévoles on Friday, May 8, 2020

"Estos animales callejeros son potencialmente portadores de vectores infecciosos", continuaba el cartel; en el que también se afirmaba que, ante su incumplimiento, se presentarían denuncias con posibles multas de entre 450 y 1500 euros. Se amenaza, igualmente, con la supresión del contrato de arrendamiento de los inquilinos que incumplan la notificación. 

Estas afirmaciones han provocado el enfado de protectoras de animales y de una parte de los vecinos del edificio… Y la desagradable noticia ha traspasado las fronteras nacionales e internacionales. ¡Normal!