Ahora en Wamiz :

TOP #FOTOPERRO DEL VERANO

Publicidad

Compran un cachorro de Bulldog en un criadero: días después intentan devolverlo pero nada sale como esperan

Huck sufrió un duro golpe tras llegar al que sería su nuevo hogar. 

Por José Manuel Cano , 25 may. 2020

Desechado al saber que está enfermo

Nos llega directamente desde Estados Unidos una de esas historias que nos encanta contar, sobre todo porque nos encontramos con uno de esos perros que volvieron a nacer gracias a la aparición de una persona bondadosa e inesperada. Eso sí, hasta llegar a ese punto, la montaña rusa de emociones es importante.

Y es que hoy conocemos a Huck, un Bulldog Inglés de tres meses de edad que fue comprado a un criador de perros en Mooresville (Carolina del Norte) cuando tan sólo era un cachorro y que fue 'desechado' por su nueva familia al darse cuenta de que había algo diferente en él: rápidamente vieron que Huck tenía problemas a la hora de hacer sus necesidades. No tardaron en comprobar que era incontinente tanto de intestino como de vejiga, por lo que vieron necesario preguntar al criador en el que lo adquirieron.

La sorpresa fue que el granjero que les vendió al cachorro, aunque admitió que era evidente que sufría un problema de salud significativo, no quiso saber nada del perro y se negó a ayudarles. Lo único que ofreció, a modo de compensación, fue un segundo Bulldog con buena salud para "reembolsar" el acto. Esa fue su manera de disculparse...

Abrumados por la tesitura que les vino encima, la pareja propietaria de Huck tomó la decisión de acudir al veterinario para que examinaran al cachorro y pudiesen obtener toda la información necesaria para aprender a manejar la situación.

Una reunión crucial

Huck fue llevado a las instalaciones de Harbor Point Animal Hospital, donde fue atendido por la doctora Jamie Laity. Tras examinar al animal, la veterinaria comprobó que sufría de lo que se denomina espina bífida, un defecto congénito que se produce cuando la columna vertebral y la médula espinal no se forman adecuadamente.

La familia se encontraba cada vez más perdida y sin saber qué hacer. De la noche a la mañana se veían responsables de un perro enfermo que requería un trabajo demasiado intenso y complejo para ellos... Pero entonces apareció la voz amiga de la veterinaria que atendió a Huck. Ella se ofreció a adoptar al perro. La pareja no se lo pensó y se lo dieron inmediatamente.

 

Dr. Laity has a very special announcement to make! Last Friday a 3 month old English Bulldog was surrendered to Harbor...

Posted by Harbor Point Animal Hospital on Wednesday, March 14, 2018

Un nuevo comienzo para el pequeño Huck

La doctora Laity sabía desde el primer momento que Huck necesitaría una atención especial, pero como veterinaria, estaba completamente preparada para asumir el reto. 

Al ser incontinente, Huck debe usar pañales todo el tiempo y también necesita baños con frecuencia, pero por el momento parece encantado. Al pequeño Huck le encanta bañarse y es muy obediente a la hora de cambiarle el pañal. 

Como no puede quedarse solo, Huck acompaña a su dueña todos los días a la clínica, donde se ja convertido en una pequeña estrella. ¡Lo que más le gusta es quedarse en la recepción para recibir a las personas que entran!

Enfermo e indeseado, Huck es hoy el cachorro más feliz del mundo e ilumina la vida de todos los que le rodean.