Ahora en Wamiz :

Publicidad

Caso indignante en Almería: Kika y Minifu, dos abuelas que morirán sin la vida que merecen

ayuda gatos ancianos protectora almeriya cat-sad

Te presentamos a dos veteranas luchadoras, Kika y Minifu 

© Asociación Protectora de Animales Almeriya

En la Asociación Protectora de Animales Almeriya están acostumbrados a constantes casos difíciles. Hoy te contamos la historia de dos supervivientes natas que merece mucho la pena que conozcas. 
 

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 26/5/20 20:03

Almería, ciudad sin gestión de colonias

Quienes vivimos en España difícilmente podemos asegurar que una provincia es mejor que otra en lo que respecta a las políticas contra el maltrato animal y de cuidado de los mismos. 

Los voluntarios de la Protectora Almeriya (Almería) llevan mucho tiempo demandando al ayuntamiento de la ciudad que establezca un programa de gestión de colonias felinas, algo que hasta la fecha no ha sido implantado.

El resultado es que, inasequibles al desaliento, los miembros de la organización ayudan en todo lo que pueden. Últimamente están muy centrados en dos casos, cada uno con sus orígenes, pero que confluyen en la extrema delicadeza de la situación

El milagro de Minifu

Que la gatita feral Minifu siga con viva es un milagro. Ellos mismos lo reconocen. Callejera toda su vida y anciana hace unos días estuvo ingresada 24 horas con una grave crisis respiratoria de la que se recuperó. “Tras una acogida temporal ya ha vuelto a lo que ella considera su hogar (la calle)”, cuentan los voluntarios.

“Fue una decisión dura pero echaba de menos a sus compañeros felinos”, dicen al respecto de esta veterana minina de colonia. Ahora trabajan para que engorde y recupere musculatura. Y detrás dejan el habitual reguero de facturas veterinarias que ha generado.

 

MINIFU ESTÁ MALITA ACTUALIZACIÓN 12 mayo: Minifu sigue avanzando favorablemente. Está muy delgada y su acogida intenta que gane peso en estos días para que esté más fuerte. En breve volverá a la colonia donde estará más tranquila, pero no tendrá un control 24h. Todo en esta vida tiene su cara y su cruz. . -. -. -. -. - 7 mayo: Increíble Minifu! 💪. Ayer por la tarde le dieron el alta. Su respiración ha mejorado mucho y no arrancaba a comer en la Clínica. Por lo pronto está acogida muy temporalmente para controlar que coma darle medicación. Anoche por fin comió algo de pienso aunque está muy asustada. La pobre está deseando volver a lo que considera su hogar pero necesitamos que termine el tratamiento. No va a ser fácil porque no es una gata doméstica que se deje manipular. Estamos muy contentos de que haya luchado por seguir con nosotros. Es una campeona. . -. -. -. -. - 5 mayo: No sabíamos si superaría la noche, pero ahí sigue luchando como puede y gracias a los cuidados en Solvet. Sigue en estado grave y durante el día nos informaran de su evolución. -. -. -. -. -. - Minifu es una de nuestras colonieras más veterana. Desde que nos hicimos cargo de la colonia ella estaba ahí. Siempre tan esquiva y con la mirada más hipnótica del mundo. Hoy, cuando una compañera ha ido a limpiar, se ha encontrado con la pobre Minifu respirando así 😔. Nuestra abuelita querida, esa que nos costó años cazar para esterilizar, hoy se ha dejado sin demasiado problema. Mañana irá al veterinario y se le hará un chequeo completo. Minifu tiene que salir de esta 🙏 Si alguien quiere ayudar con sus gastos podéis enviar vuestro eurito a: CONCEPTO MINIFU DONACIONES Y APADRINAMIENTOS: "ALMERIYA" UNICAJA - 2103 5016 22 0010020854 IBAN-ES57 / SWIFT: UCJAES2M PayPal : asociacion.almeriya@gmail.com

Posted by ASOCIACIÓN PROTECTORA DE ANIMALES ALMERIYA on Sunday, May 3, 2020

Kika, una gata abuela muy luchadora

La mayoría de la gente se derrite cuando ve un cachorrito, pero nosotros también vemos una enorme belleza en los gatos ancianos”, opinan. Kika, de 16 años, tiene unos orígenes distintos a los de Minifu y convive desde hace tiempo con un tumor

A Kika le queda ya poco tiempo. Notas que su luz se está apagando pero nosotros seguimos ahí, a su lado. Cada día que pasamos con ella es un regalo aunque nunca nadie supo verlo”, expresan desde la Protectora.

¿Que por qué te contamos la historia de Kika y de Minifu? Porque queremos que sirva de ejemplo para todos. A ellas nunca les llegó el hogar soñado y pasarán sus últimos días con los voluntarios. Por eso te animamos a que adoptes un gato adulto. 

¿Quieres ayudar con los gastos de Kika y a Minifu? Contacta a través de Facebook o haz una transferencia a la cuenta 2103 5016 22 0010020854. PayPal: asociacion.almeriya@gmail.com 

Recuerda, la adopción de un animal no cambiará el mundo, pero para ese animal el mundo cambiará...